Referéndum en Uruguay: el Comando del Sí usará la cadena nacional y Lacalle Pou brindará una conferencia de prensa

La campaña por el referéndum para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), considerada la columna vertebral del gobierno de Luis Lacalle Pou, se acerca al cierre y las organizaciones que militan por el Sí o por el NO apuntan sus actos finales.  

El Comando del Sí, que se opone a la ley y busca la derogación de estos artículos por considerarlos inconstitucionales, usará la cadena oficial de radio y televisión el martes 22 para dar su mensaje de cierre. Por su parte, el Comando del No, que apoya la ley y al gobierno, contará con una conferencia del presidente Luis Lacalle Pou, quién dará una conferencia sobre la cuestión el miércoles 23.

Los dos encuentros operarán casi a modo de cierre de las campañas por el Sí y el No, respectivamente, antes del referéndum del domingo 27, en el que se jugará la suerte de los artículos cuestionados de la LUC por organizaciones sociales, sindicales, ambientalistas, políticas y cooperativistas, entre otras.

La cadena del 22 y la conferencia del 23 fueron confirmadas tras una reunión que se realizó hoy en la llamada Torre Ejecutiva -sede de la Presidencia- entre representantes del Comando del Sí y funcionarios.

Aunque se especulaba inicialmente con un sorteo para decidir orden y día del uso de la cadena –cuando parecía que las dos partes la utilizarían-, finalmente la alianza gubernamental que promueve el No desistió de ese método y eligió una conferencia de prensa que dará el propio Lacalle Pou.

La LUC fue aprobada en tiempo récord por la alianza de gobierno y tiene 476 artículos, de los que se pondrán en debate en el referéndum 135, referidos al derecho de huelga, seguridad, empresas públicas, alquileres de propiedades y arraigo en el campo, entre otros temas.

Entre los puntos más cuestionados de la ley se encuentran:

  • La flexibilización del uso de la fuerza policial
  • La regulación del derecho a la huelga y declaración de ilegítimos a los piquetes realizados en espacios públicos o privados que «afecten la libre circulación de personas, bienes o servicios», con la consecuente facultad para disolverlos.
  • Amplía para los menores en edad imputable las penas mínimas y máximas, además de limitar para adolescentes el régimen de semilibertad.
  • Extiende el concepto de legítima defensa a un bien material
  • Alarga de 2 a 4 horas el plazo que tiene la Policía para informar a Fiscalía de la detención de una persona
  • Otorga potestad a policías y militares para registrar personas y autos en procedimientos «preventivos rutinarios».
  • Elimina la obligatoriedad de la educación formal en la primera infancia y reduce el rol de los directores generales de los Consejos de Educación.