“Rechazamos de manera contundente esta nueva intromisión”, el mensaje de Bolivia para Estados Unidos

El Gobierno de Bolivia consideró una intromisión extranjera la propuesta presentada en el Senado de Estados Unidos para tomar posición sobre la candidatura de la reelección del presidente Evo Morales. Un grupo de senadores estadounidenses pidió que el Senado le exigiera al gobierno boliviano abstenerse al límite constitucional de mandatos. «Rechazamos de manera contundente y categórica esta nueva intromisión política de un gobierno extranjero en asuntos internos de un país soberano, en este caso de Bolivia», advirtió el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, quien está a cargo del gobierno porque Morales se encuentra en visita oficial en Turquía.

El vicepresidente destacó el «absoluto aprecio y cariño al pueblo norteamericano», pero al mismo tiempo rechazó «cualquier tipo de intervención en asuntos políticos de cualquier otro país, Bolivia, América Latina o el mundo».

«Nadie en el mundo tiene derecho a intervenir en los asuntos políticos de otro país. Nadie tiene autoridad moral para decir que es superior», recalcó.

Evo Morales es el mandatario que más años lleva como presidente. Aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, luego de que el Tribunal Constitucional del país determinara en 2017 de que tiene derecho a una reelección indefinida.

Ese mismo tribunal ya autorizó para un tercer mandato a Morales, al entender que el primero no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.

La oposición boliviana argumenta que debe prevalecer la Constitución, que limita a dos los mandatos seguidos y el referéndum de 2016 que negó la posibilidad a Morales de ser candidato nuevamente.