“Quiero ser el presidente de la mejor Bolivia de la historia”, Evo Morales celebró los 194 años de independencia del país

El presidente boliviano conmemoró el 194 aniversario de la independencia de su país con un mensaje con el que instó a proteger las conquistas alcanzadas en los últimos año en la antesala de las elecciones. “Hoy como nunca es urgente consolidar y proteger lo avanzado. Tenemos las condiciones para proyectar un futuro ambicioso y con mucha esperanza”, subrayó durante la Asamblea Legislativa Plurinacional.

La fecha recuerda la declaración del acta de independencia del 6 de agosto de 1825, un documento que puso fin al dominio español y que proclamó la República de Bolivia, otorgando al país su autonomía. Hicieron falta siglos de lucha para alcanzar la autodeterminación, un hecho que lleva a que en el 6 de agosto no se recuerde solo a los libertadores Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, sino a todos aquellos que lucharon antes que ellos, como Túpac Katari, Bartolina Sisa, o Juana Arzurduy.

“Rendimos homenaje a nuestra Patria en sus 194 años de independencia y honramos la memoria de hermanas y hermanos que ofrendaron su vida por la libertad. Somos herederos de heroicas luchas de pueblos milenarios que resistieron con valor y humildad los vejámenes del colonialismo”, resaltó el presidente.

Morales dio su mensaje a la nación en una sesión del Parlamento especial en la ciudad amazónica de Trinidad, a la que asistieron el expresidente uruguayo José Mujica y representantes del Gobierno boliviano, el órgano Judicial, las Fuerzas Armadas, Policía y otras entidades estatales.

El acto estuvo acompañado también por una activa presencia en las redes sociales, desde las que el gobierno compartió en vivo el discurso del mandatario, como así también videos alusivos al día de la patria boliviana.

“Yo no quiero ser el mejor presidente de Bolivia, quiero ser el mejor presidente de la Bolivia de nuestra historia”, añadió, en medio de los aplausos de los legisladores oficialistas, autoridades y sectores afines a su Gobierno que asistieron al acto.

En un discurso que duró unos 36 minutos, Morales recordó a los próceres indígenas y mestizos que lucharon por la independencia de Bolivia, con sus acostumbradas críticas al periodo republicano y a los Gobiernos que le precedieron.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, que condujo la sesión parlamentaria en calidad de presidente del Legislativo, también defendió en un discurso previo a Morales el actual modelo económico gubernamental.

García Linera mencionó que los retos para los próximos años serán la formación tecnológica, completar la transformación de la agricultura tradicional a través del riego, las carreteras y la ampliación de la frontera agrícola, además de continuar industrializando las materias primas, “especialmente el litio”.