Postulan a Evo Morales como candidato al Premio Nobel de la Paz

Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz 1980, postuló nuevamente para ese galardón internacional al destituido presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, “en reconocimiento por todo lo que ha hecho no solo en beneficio del pueblo boliviano sino por la paz y la justicia en toda Latinoamérica”.

“Es un honor para mí poder comunicarles que he postulado nuevamente al compañero Evo Morales Ayma al Premio Nobel de la Paz del año 2020”, sostuvo Pérez Esquivel, presidente del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj).

En ese sentido, el titular del Serpaj destacó: “A Evo (Morales) lo postulé en el año 2010 para la candidatura al Premio Nobel por todo lo que ha realizado por el pueblo en Bolivia; la lucha contra el analfabetismo y sus resultados, el desarrollo económico boliviano con trabajo genuino, todo lo que ha hecho Evo por la vida y por el pueblo boliviano”.

“Por todos sus aportes en beneficio del pueblo boliviano y también por todos los aportes que ha hecho desde los comienzos del año 2000, antes de su presidencia, hasta ahora por la paz y la justicia en la región”, agregó.

El reconocido dirigente sostuvo que “hoy Evo está en el exilio tras un sangriento golpe de Estado en Bolivia tras haber ganado elecciones limpias, transparentes y con reconocimiento internacional”.

“Nuestra querida hermana Bolivia, la más empobrecida de América del Sur, en 2019 fue declarada por la ONU como país de Desarrollo Humano Alto por primera vez en su historia. No fue casualidad -añadió Pérez Esquivel- desde el año 2006 el primer Presidente indígena de la historia de América encabezó un proceso plurinacional, revolucionario y no violento, que marcó un antes y un después en la vida de los bolivianos y las bolivianas. El modelo de país con igualdad, justicia social y soberanía que lideró Evo debe ser reconocido internacionalmente”.

Bolivia vive una crisis política desde el 20 de octubre pasado, a raíz de sospechas de irregularidades -que posteriormente fueron confirmadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y recientemente descartadas por una investigación de una universidad de EEUU- en los comicios presidenciales de ese día.

Tras ser proclamado reelecto en primera vuelta, Morales aceptó repetir las elecciones pero, ante la falta de respaldo de numerosas organizaciones sociales afines y de las Fuerzas Armadas, renunció el 10 de noviembre. Denunció ser víctima de un golpe de Estado y dos días después llegó asilado a México y posteriormente viajó a la Argentina.

Las protestas -agravadas tras la dimisión de Morales y la asunción del gobierno provisional a cargo de Jeanine Áñez- dejaron más de 30 muertos y cientos de heridos y detenidos.

El de la Paz es uno de los cinco Premios Nobel que fueron instituidos por el fabricante de armamentos, inventor e industrial sueco Alfred Nobel, junto con los premios en Química, Física, Fisiología o Medicina y Literatura.

Se otorga anualmente desde el año 1901 “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos alzados y la celebración y promoción de acuerdos de paz”, según el testamento del propio Alfred Nobel.