Continúa el paro docente por tiempo indeterminado

A más de un mes del paro por tiempo indeterminado convocado en todo el país, los docentes chilenos rechazaron por un estrecho margen la nueva propuesta del presidente Sebastián Piñera y dejaron firmes las medidas de fuerza. El gobierno había acatado la mayoría de los reclamos, pero siguió excluyendo a las maestras de jardín de los aumentos.

La propuesta del gobierno a los docentes fue votada ayer, y aunque un 49,65% la aceptó, el 50,36% de los afiliados se pronunció por seguir con el paro iniciado el 3 de junio, informó hoy el Colegio de Profesores, el sindicato docente más grande de Chile.

En la antesala del proceso, la dirección del sindicato había pedido aceptar la oferta de la ministra de Educación Marcela Cubillos, por lo que el resultado -con apenas 255 votos de diferencia- evidencia las primeras fisuras entre las bases y los dirigentes cuando la medida de fuerza ingresa en su sexta semana.

El presidente del sindicato, Mario Aguilar, calificó a la votación como «un proceso bien desarrollado por nuestros colegas a lo largo del país y totalmente transparente». “Cualquiera de las dos opciones es válida, es una votación vinculante, con lo cual cualquier decisión que salga nosotros tenemos que dar curso”, había aclarado previamente en declaraciones a medios locales.

Detalles de la oferta

A diferencia de las últimas reuniones, el gobierno acató algunos de los doce puntos presentados por los docentes al comienzo de las negociaciones. La última oferta del Gobierno contempla la entrega de un bono de $45 mil trimestrales para que educadores diferenciales se capaciten.

La nueva propuesta del gobierno no mencionó a las maestras de jardín de infantes, para las que el sindicato solicitaba un bono de asignación especial, una materia «sensible» que los profesores ya habían advertido que no era negociable.

Además, aceptó revisar la legislación para eliminar una de las dos evaluaciones docentes que existen y adelantó que el Mineduc presentará el próximo 17 de julio un proyecto de ley para que los contratos docentes incluyan las horas de extensión. En el resto de los puntos también tuvo una posición conciliadora, lo que había generado la percepción de que el paro podría terminar.

La posición del gremio

“Es momento de que tomemos lo que nos ofrecieron, tomemos los puntos ofrecidos y los hagamos cumplir, y repleguemos el movimiento, depongamos el paro, volvamos a nuestras clases justo antes de las vacaciones, que va a permitir hacer el corte”, había dicho ayer Aguilar.

El secretario general del Magisterio, Darío Vásquez, puntualizó que se registraron 36.317 votos, de los cuales 17.730 votos se inclinaron por aceptar la oferta y 17.985 por mantener la huelga nacional. “Estamos hablando de una diferencia de 200 votos que mantienen en paro nacional indefinido del Magisterio que ya se prolonga por seis semanas”, precisó Vásquez.

La huelga, de fuerte impacto mediático, se suma a otros conflictos producidos en el último mes en Chile, entre ellos el de trabajadores del cobre y de empleados del supermercado Walmart, que ayer iniciaron un paro que involucra a 17.000 trabajadores.