Piñera ordenó borrar los archivos en Chile

Un decreto de Sebastián Piñera permitió que los funcionarios de su gobierno borren archivos. Algunos legisladores levantaron la voz sobre la ilegalidad en la que se incurrió porque consideran que es como habilitar una quema de papeles oficiales. Se desconoce hasta qué punto se han eliminado datos o los motivos que llevaron a esta decisión. Hoy asume Michelle Bachelet y cuando sus ministros ocupen las carteras se darán cuenta o no si hay información esencial desaparecida.

El Clarín de Chile (Chile)

El senador del MAS Alejandro Navarro advirtió hoy sobre la eliminación de correos, oficios y documentos del gobierno en ministerios y servicios públicos, medida que calificó como «una «política de tierra arrasada»». De acuerdo a Navarro, la alerta fue entregada por el futuro ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, quien indicó la existencia de un decreto que pone fin a mantener los archivos públicos.

El parlamentario se reunirá de urgencia con contralor general de la República, Ramiro Mendoza. Posteriormente se dirigirá a La Moneda para pedir explicaciones a los ministros salientes del Interior, Andrés Chadwick y a la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez. «Aquí hay una diferencia entre salir y huir», señaló.

Junto con opinar que «toda la maquinaria presidencial ha estado durante estos últimos 90 días destinada a preparar las condiciones del regreso de Piñera a La Moneda», el senador y presidente nacional del MAS aseguró que «ese abuso del presidencialismo, que ha dado paso al Piñerismo, que inaugura obras que tendrá que construir y financiar el gobierno de la Nueva Mayoría, lo que busca es instaurar la silla musical Bachelet – Piñera, Bachelet – Piñera». Y reveló la polémica: «Lo más grave es que el diseño contempla también dinamitar los ministerios y los servicios públicos a través de un decreto que establece borrar todos los correos institucionales, de manera escondida y clandestina», sostuvo Navarro.

«Es un hecho gravísimo. Esto equivale a que se realice un fogón con los papeles. Aquí podríamos estar ante el peor atentado a la transparencia pública que conociéramos desde el regreso a la democracia»

Según el congresista del MAS, «hace poco se levantó la restricción de no eliminar información, ello mediante un decreto. En consecuencia, los correos institucionales, documentos y oficios que forman parte de la historia de la gestión administrativa de las instituciones públicas sí pueden ser borrados, y esto podría ocurrir en todos los servicios y ministerios».

«Es un hecho gravísimo», exclamó el senador. Y lo definió así: «Esto equivale a que se realice un fogón con los papeles. Pero en este caso es como si fuera una hoguera digital». A lo que Navarro se preguntó: «¿Esto está operando ahora? ¿O se tocará la tecla «suprimir» al último minuto, junto con apagar la luz en los ministerios y servicios públicos, antes de que asuma la Presidenta Bachelet?»

Por eso es que el líder del MAS anunció: «Denunciaremos la legalidad de esta situación ante la Contraloría General de la República, y recurriremos a una investigación con un organismo externo a fin de poder recuperar la información perdida. Porque si la hoguera digital se efectuase, complicaría a los ministerios y servicios públicos; se deja en una difícil y precaria condición a los nuevos ministros. Y así, se caería el mito de una transición perfecta, transparente, ordenada, responsable y republicana».

Y continuó: «Ha sido el próximo secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, quien nos ha informado de esta situación a los presidentes de los partidos políticos. Y como el gobierno de la Nueva Mayoría aún no asume y los ministros aún no son ministros, son los diputados en ejercicio los que tienen la facultad de fiscalización y somos los senadores en ejercicio los que tenemos la obligación de denunciar estos hechos. Por eso es que advierto: aquí podríamos estar ante el peor atentado a la transparencia pública que conociéramos desde el regreso a la democracia».

 

Leer artículo aquí