Piedad indaga sobre la Causa Justa de Paraguay

La ex senadora colombiana Piedad Córdoba visitó Paraguay para adentrarse en la situación de los campesinos encarcelados por la masacre de Curuguaty, hecho que fue utilizado para destituir en el Congreso al presidente Fernando Lugo. Reflexiona sobre lo ocurrido, al tiempo que traza paralelos entre la situación de los campesinos paraguayos y la de los colombianos. Contiene a los familiares de los huelguistas y se sigue preguntando cómo es posible.

E’a (Paraguay)

Córdoba no puede sobreponerse a la idea de que “solo los campesinos” del caso Curuguaty estén procesados. “Cómo es posible”, se interroga. Pero luego, y un poco más reflexiva, comenta: “esto también ocurre en Colombia, donde tenemos al dirigente agrario más importante en la cárcel”. La ex senadora colombiana es conductora actualmente del programa “Causa Justa”, que se emite por la cadena venezolana Telesur. Su visita al país se debe al reportaje documental que dicho programa prepara sobre Paraguay: la masacre de Curuguaty, el golpe de Estado del 22 de junio de 2012 que derrocara a Fernando Lugo y los poderes económicos que manejan el territorio paraguayo.

“Pero es clarísimo, es clarísimo que todo (la matanza de campesinos y policías) esto se montó para sacarle al Lugo de la Presidencia”

“Pero es clarísimo, es clarísimo que todo (la matanza de campesinos y policías) esto se montó para sacarle al Lugo de la Presidencia”, sostiene la que actuara como mediadora -junto con el ex presidente venezolano Hugo Chávez- para el canje de rehenes entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el gobierno de Alvaro Uribe.

Un turbante de tonos negros y rojos, con claritos blanquecinos, unas pulseras y cadenas al cuello coloridas, un pantalón rojo carmesí de seda. “Mi padre es negro, negro”, nos cuenta, esta mujer que se define “paisa”. Paisa se nombran los colombianos andinos. “Paisa como Uribe, como Pablo Escobar Gaviria y Carlos Castaño”, agrega, con tono de “qué puedo hacer”. Carlos Castaño Gil, alias “el Fantasma” o “el Pelado”, era un jefe paramilitar colombiano.

La segunda visita

Es la segunda visita de Piedad Córdoba al Paraguay. La primera vez vino invitada a la asunción a la presidencia de la República de Fernando Lugo, el 15 de agosto de 2008. “Vi mucha expectativa, mucho entusiasmo en la gente, qué pasó luego, qué paso después”, se interroga, ensimismada, tratando de sacarle alguna respuesta al horizonte de la entrevista: el Palacio de Gobierno, la bahía de Asunción y la recientemente construida Costanera de Asunción.

“Ah, qué parecido con el Palacio de Gobierno de Puerto Príncipe”, sostiene al mirar el Palacio de los López.

“Nuestros pueblos son tan parecidos, son tan parecidos”, reflexiona esta mujer que conduce uno de los programas más vistos de Telesur. Una serie que ya ha rodado reportajes documentales en Haití, Colombia, Guatemala, República Dominicana, Honduras, Cuba y otros países.

“Las velas encendidas, las fotos de los huelguistas, de fondo el Hospital Militar, ella ahí preguntándose ‘¿cómo es posible?’ La madre de Néstor Castro, uno de los huelguistas, sosteniéndose en su hombro, tratando de encontrar alguna contención en una mujer que sabe de encarcelamientos de campesinos y activistas sociales”

En Paraguay ninguna cadena de canales de cable provee Telesur, “lamentablemente”, afirma el productor periodístico Juan Pablo. Sostiene que CNN (la cadena norteamericana) realiza un lobby muy fuerte y algunas veces condiciona la emisión de su señal a la ausencia de Telesur.

Al cierre de esta nota, Piedad Córdoba se encontraba con los familiares de los cinco huelguistas del caso Curuguaty: Néstor Castro, Rubén Villalba, Felipe Benítez Balmori y Arnaldo Quintana. Las velas encendidas, las fotos de los huelguistas, de fondo el Hospital Militar, ella ahí preguntándose “¿cómo es posible?” La madre de Néstor Castro, uno de los huelguistas, sosteniéndose en su hombro, tratando de encontrar alguna contención en una mujer que sabe de encarcelamientos de campesinos y activistas sociales. “42 personas ya mataron desde la aparición de Marcha Patriótica”, recuerda Piedad, en referencia a este movimiento popular de Colombia creado hace dos años.

“Te acusan de cualquier cosa, con cualquier cosa”, dice esta mujer que fue sacada de la senaduría de su país acusada por la Procuraduría general de tener contactos con las Fuerzas Armadas Colombianas. “Yo no tengo ningún contacto con militar ni policía alguno”, comenta, abriendo esos ojos negros arropados de pestañas bien delineadas.

 

Leer artículo aquí