Petro da batalla y crece su popularidad

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, fue destituido por el procurador Alejandro Ordóñez el pasado lunes. A pesar de que le quedan pocas instancias para revertir esta situación, crece el respaldo en un amplio arco que va desde Estados Unidos a las FARC. El 60 por ciento de la población rechaza el fallo que lo alejaría del cargo. El alcalde vive una paradoja, está a punto de dejar el segundo cargo público más importante de elección popular en el país, pero vive un momento dulce por la solidaridad que le ha llegado de los más variados sectores.

Petro da batalla y crece su popularidad“Hasta ahora, era una constante que las encuestas le dieran la espalda al alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro. Sin embargo, acaba de salir una en la que los resultados lo favorecen. La W Radio reveló un sondeo hecho por Datexco en el que se muestra que el 60 por ciento de los bogotanos está en desacuerdo con el fallo que destituyó e inhabilitó al mandatario por 15 años”, reporta la revista colombiana Semana.

Explica que, además, la imagen favorable del alcalde es del 50,6 por ciento, la mayor desde que inició su gestión en enero de 2012.

“Así las cosas, el alcalde vive una paradoja. Está ad portas de salir del segundo cargo público más importante de elección popular en el país, pero vive un momento dulce por la solidaridad que le ha llegado de los más variados sectores. En los balcones del Palacio Liévano ha sido flanqueado por el cabeza de lista al senado por Alianza Verde, Antonio Navarro, la candidata a la presidencia de la Unión Patriótica, Aida Avella; y el líder del movimiento agrario, César Pachón. Siempre dirigiéndose a miles de ciudadanos que se agolpan en la Plaza de Bolívar para escucharlo y a quienes convocó para este viernes a la “más grande movilización de la historia””.

“Por si fuera poco, Kevin Whitaker, nominado por el presidente Barack Obama como nuevo embajador de Estados Unidos para Colombia también se puso de su lado. El funcionario dijo en las últimas horas que la destitución de Petro, “podría erosionar” el proceso de paz si sectores del país concluyen que no se está respetando el pluralismo político”, afirma.

Las Fuerzar Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también mencionan que la destitución pone en riesgo el proceso de paz. Y aunque Petro ha sido objetivo militar de las FARC, de acuerdo con Semana, llamó a los colombianos a “salir a la calle” para “alzarse contra la dictatorial destitución del alcalde de Bogotá”.
“La intolerancia y la ausencia de garantías para el ejercicio de la oposición política, son las causas de la larga confrontación armada que se libra”, asevera el grupo armado.

Además, el artículo de la revista menciona, entre otro apoyos, una carta enviada por unos 20 eurodiputados al presidente Juan Manuel Santos, quien tiene la potestad de impedir el alejamiento de Petro del cargo.

Justamente de ello habla el alcalde en una entrevista exclusiva con Arturo Wallace de la BBC Mundo. “Para evitar eso sólo tengo unos días y la aplicación inmediata de la Constitución. Y es el presidente el que tiene en sus manos buena parte de la solución de este problema porque es su competencia”, explica.

Dice que “en cierta forma lo que hizo el procurador (Alejandro Ordóñez) fue vaciarle la competencia que tiene el presidente de juzgarme disciplinariamente. Pero no ocurrió. Ahora, si eso no sucede pues van a haber muchos efectos que me parecen supremamente negativos”.

“A la postre yo, acudiendo a la justicia internacional, muy probablemente recuperaré mis derechos políticos, porque el pacto de la Comisión Interamericana (de Derechos humanos) dice que un funcionario administrativo no puede destituir a un funcionario electo”, añade.

Aunque aclara: “pero eso será a la postre, a menos que actúe inmediatamente la Comisión, que es una posibilidad. Pero si eso no es así lo que se perfecciona es un golpe en contra de un gobierno democráticamente elegido, muy popular y de izquierda, por un funcionario que ideológicamente es fascista”.

 

Leer artículo completo de Semana aquí

Leer artículo completo de la BBC Mundo aquí