Perú retomó la cuarentena total en la mitad del país y suspendió los viajes con Brasil

El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, anunció una cuarentena total para Lima y un tercio del país del 31 de enero al 14 de febrero para contener el incremento de casos provocado por la segunda ola de coronavirus. La medida se complementó con el cierre de fronteras con Brasil, para evitar la llegada de la nueva cepa al país. 

“Durante los últimos días hemos sido testigos del rápido aumento de contagios por covid-19. Todos debemos contribuir a que el sufrimiento no se extienda a nuevas personas”, resaltó Sagasti al explicar los alcances de la decisión durante un sorpresivo mensaje a la nación.

La cuarentena será de cumplimiento obligatorio e inmovilizará a 16,4 millones de habitantes, la mitad de la población del país, dado que durante ese período solo una persona por familia podrá salir a realizar las compras. El gobierno dispuso además el cierre de iglesias, casinos y gimnasios. Solo podrán funcionar negocios esenciales, como mercados, farmacias y bancos.

Las regiones involucradas son Lima, Áncash, Pasco, Huánuco, Junín, Huancavelica, Ica, Apurímac y El Callao, donde los casos confirmados se dispararon desde inicios de enero. En las otras regiones del país, se mantienen las restricciones del toque de queda y la prohibición de reuniones sociales, entre otras medidas.

La segunda ola golpea sin pausa a varias regiones peruanas desde inicios de enero, luego de las fiestas navideñas y fin de año. Los contagios diarios pasaron de un millar a más de cinco mil, y las muertes se dispararon de un promedio de 40 diarias a más de un centenar. 

El gobierno prolongó también hasta el 14 de febrero la prohibición de vuelos de Europa e incluyó a Brasil en la relación debido a la nueva cepa de coronavirus descubierta en ese país.

Perú alcanzó este martes 40.107 muertos por covid-19 tras registrar 220 muertos en las últimas 24 horas, una cifra que no se registraba desde el peor momento de la pandemia entre julio y septiembre.

Los contagios sumaron 1,1 millón, con 4.444 nuevos casos confirmados.   

Una ayuda económica para superar la pandemia

El Gobierno informó además que entregará una ayuda económica en efectivo a las familias vulnerables que viven en las regiones en las que se volvió a imponer la cuarentena estricta. Se pagarán 600 soles (120 dólares) a 4,2 millones de familias residentes en la capital peruana y los otros siete departamentos incluidos en el “nivel extremo” de la escala establecida para medir el impacto de la pandemia.

De forma paralela, la Presidencia del Consejo de Ministros anunció en su Twitter que proporcionará apoyo tributario a empresas ubicadas en regiones en riesgo muy alto y extremo, como parte del paquete de medidas concebidas para “complementar” las nuevas restricciones.