Perú reanuda vuelos con siete países sudamericanos

Perú, uno de los países más afectados por el coronavirus, iniciará a partir del 5 de octubre la reapertura gradual de sus fronteras y permitirá el retorno de los vuelos internacionales de frecuencia regular provenientes de siete países sudamericanos: Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia, Panamá, Paraguay y Uruguay.

Las primeras conexiones aéreas que retomarán la normalidad en sus frecuencias son Guayaquil y Quito, en Ecuador; La Paz y Santa Cruz, en Bolivia; Bogotá, Cali y Medellín, en Colombia; Ciudad de Panamá, Asunción, Montevideo y Santiago de Chile. La reanudación, implementada por decreto, fue confirmada por el presidente, Martín Vizcarra. 

Estos son los destinos internacionales que se encuentran dentro de un radio máximo de cuatro horas de vuelo desde Lima permitido por las autoridades en esta primera fase de reactivación de la que por el momento quedaron excluidos Argentina y Brasil, donde siguen escalando los contagios. 

Los vuelos comerciales estaban suspendidos desde el 16 de marzo, cuando Perú inició uno de los confinamientos más estrictos de la región. Durante este período solo estaban permitidos vuelos de carácter excepcional para hacer repatriaciones y otros de tipo chárter para situaciones especiales.

Los nuevos controles 

En una visita al aeropuerto internacional Jorge Chávez, de Lima, el ministro de Transportes y Comunicaciones de Perú, Carlos Estremadoyro, explicó que no se permitirá abordar a quienes se les detecte fiebre. 

Los pasajeros deberán presentar además una declaración jurada donde aseguren no tener síntomas de Covid-19 y una prueba reciente de PCR donde se demuestre que no están contagiados.

Perú es el segundo país con la tasa de mortalidad más alta del mundo, tras la diminuta república de San Marino, fronteriza con Italia, al acumular más de 32.000 fallecidos, lo que supone 99 decesos por cada 100.000 habitantes.

Asimismo, es el sexto país a nivel global en casos confirmados con más de 811.000 contagios desde que se detectó el primer caso a inicios de marzo.

Después de seis meses dramáticos, la propagación del virus está en descenso y las cifras de fallecidos están próximas a retornar a los niveles normales previos a la pandemia. No obstante, el Ejecutivo prorrogó la emergencia sanitaria hasta finales de octubre, aunque Vizcarra ya anticipó que es muy probable que se extienda hasta fin de año ante una eventual segunda ola de infecciones.