Perú prohíbe el ingreso al Parlamento de legisladores no vacunados contra el coronavirus

El Congreso peruano anunció que sólo parlamentarios y trabajadores vacunados contra el coronavirus con dos dosis podrán ingresar a su sede, tras confirmarse los primeros contagios con la nueva variante Ómicron. Hay al menos 16 no vacunados entre un total de 130 legisladores que conforman el Parlamento.

«El ingreso a las instalaciones del Congreso de la República será solo para las personas que cuenten con al menos dos dosis de la vacuna», señaló anoche la dirección del Congreso unicameral en un comunicado.

La medida se adoptó en cumplimiento de una norma gubernamental vigente desde el 15 de este mes, que impide entrar a locales públicos a quienes no tengan carnet de vacunación.

Apenas 13 congresistas se aplicaron la dosis de refuerzo, en tanto el Gobierno anunció ayer que redujo de cinco a tres meses la espera para la tercera dosis ante el incremento de los contagios por la variante Ómicron, con la detección de 12 casos.

El comunicado del Congreso llegó tras conocerse el sábado que la diputada Sigrid Bazán, vacunada con dos dosis, dio positivo en coronavirus al cierre de una semana marcada por sesiones presenciales en el Parlamento.

El uso de una mascarilla KN95 o dos mascarillas quirúrgicas ya es obligatorio en el Parlamento, incluso durante las intervenciones en el hemiciclo y las reuniones de comisiones.

El Congreso peruano indicó que quienes carezcan de las dosis deberán trabajar de manera remota desde sus casas, como señala la norma vigente.

El país sudamericano enfrenta un rebrote, por lo cual el Gobierno resolvió ampliar el horario del toque de queda, que regirá los días de las fiestas de fin de año y reducirá de cinco a tres meses el intervalo entre la aplicación de la segunda dosis de la vacuna y la tercera.

A pesar de que el 74% de la población tiene la pauta completa de vacunación, la irrupción de la variante Ómicron activó todas las alarmas.

«Un 74% de vacunados es absolutamente insuficiente ante la variante Ómicron. Necesitamos superar el 80%, (esa variante) elude la efectividad de las vacunas», alertó el ministro de Salud, Hernando Cevallos.

Perú, con una población de 33 millones de personas, tiene la mayor tasa de mortalidad por la pandemia en el mundo, con 6.122 por millón de habitantes, según cifras oficiales.