Perú dictó una cuarentena nacional para Semana Santa

Perú anunció que durante los días de Semana Santa, del 1 al 4 de abril, regirá una cuarentena en todo el territorio nacional para contener el avance de la pandemia y sostener las mejoras logradas en los indicadores epidemiológicos en el país.

“Durante estos cuatro días de Semana Santa todos los sistemas (jurisdicciones) en riesgo leve, moderado, alto o muy alto quedan suspendidos porque rige una cuarentena para todo el territorio nacional”, precisó la primera ministra, Violeta Bermúdez, en conferencia de prensa. 

Bermúdez detalló que durante la celebración quedarán suspendidos los vuelos nacionales y los viajes interprovinciales por vía terrestre, y que en cada distrito solo se permitirá el uso del transporte público, de taxis autorizados y vehículos particulares.

Asimismo, señaló que en los feriados de Semana Santa se permitirá la salida de una sola persona por familia, caminando o en bicicleta, para la compra de víveres de primera necesidad y medicinas.

Por último, Bemúdez indicó que la medida busca limitar el tránsito de personas en los días festivos, así como permitir que la población llegue a los comicios generales, a celebrarse el 11 de abril, con el menor riesgo de contagio posible.

Actualmente en Perú, el cuarto país de Sudamérica más golpeado por la pandemia, no rige la cuarentena y se mantiene el toque de queda nocturno en diferentes horarios de acuerdo al riesgo sanitario que presenta cada jurisdicción.

Más temprano, el ministro de Educación, Ricardo Cuenca, anunció que las clases presenciales se postergarán ante una eventual tercera ola de coronavirus.

Cuenca señaló que si los indicadores epidemiológicos no son favorables, los alumnos no volverán a las aulas de forma presencial.

“Tenemos preparado todo el sector educativo para volver a la presencialidad si la situación epidemiológica lo permite”, detalló Cuenca y se dirigió “a los papás y a las mamás para que tengan la absoluta seguridad que, si estamos ante una situación de una tercera ola o si los indicadores epidemiológicos lo indican, las clases presenciales tendrán que postergarse”.

Perú acumulaba desde el comienzo de la pandemia 1.427.064 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 39.256 personas tenían la infección activa y 49.330 murieron por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche.