Perdió la vista por la represión policial y ahora será candidata: “Justicia para todos los dañados por Carabineros”

La coalición política chilena Lista del Pueblo, conformada por independientes, decidió promover la candidatura al Senado de Fabiola Campillai, una mujer que perdió la visión en ambos ojos por la represión policial a finales de 2019 durante el denominado estallido social. Campillai sostuvo su compromiso por la búsqueda de justicia para todos y todas las víctimas de la violación a los derechos humanos en el contexto de la protesta social.

“Me dijeron que era un poco para la justicia, no tan sólo para mi, la justicia es para mí y todas las personas que han sido dañadas por Carabineros”, dijo al canal 24 Horas.

En noviembre de 2019, la mujer de 37 años recibió un impacto en su rostro de una bomba lacrimógena disparada por un oficial de Carabineros, la policía de Chile, cuando se disponía a trabajar en la comuna capitalina de San Bernardo.

Desde entonces debió ser internada e intervenida tres veces. Sin embargo perdió la vista totalmente y el responsable, el capitán de Carabineros Patricio Maturana, fue imputado por la justicia.

Campillai considera que se trata de justicia, “y poder legislar para la gente del pueblo, no para unos pocos y que se acabe esta jerarquía que hay en el país”. “Queremos leyes que nos ayuden y que vayan en apoyo de todo el pueblo”, prosiguió.

La mujer admitió que se decantó por la Lista del Pueblo debido a que se trata de una opción “totalmente independiente”, y porque “ningún partido político, ningún color político me representa”.

La precandidata, quien anunció que su campaña se desarrollará bajo el lema “Justicia ahora”, registró ayer su nombre en el Servicio Electoral (Servel), bajo postulación independiente con el apoyo de la Lista del Pueblo.

Por otra parte, esa agrupación vio como se desmarcó de su bloque la convencional constituyente Rossana Vidal, después de alegar diferencias por las posturas que presentó el grupo recientemente.

“Vine aquí para ser convencional constituyente en un movimiento social que ese era su fin, y no para apoyar candidaturas presidenciales, de diputados ni de nada. Cada cosa a su tiempo y mi tiempo es éste”, dijo a radio Cooperativa.

Para Vidal, la posibilidad de un diálogo que aborde todas las miradas para desarrollar la Convención no era posible desde el bloque con el cual salió electa y terminó por alejarse.

Con la salida de Vidal, el bloque convencional sufre su segunda baja después de que lo hiciera la constituyente Elisa Giustinianovich.