Pedro Castillo presentó un proyecto para renovar la Constitución de Perú

En medio de la crisis política que atraviesa, el presidente peruano Pedro Castillo presentó al Congreso su proyecto de reforma constitucional. El mandatario quiere proponer un referendo constituyente en las próximas elecciones municipales y regionales previstas para el 2 de octubre. La jefa del Congreso, del opositor Acción Popular, adelantó que no apoyará su idea. Además, Castillo no cuenta con mayoría en el parlamento.

En la propuesta del mandatario se incluirá un punto extra en el que se preguntará «¿Aprueba usted la convocatoria de una Asamblea Constituyente encargada de elaborar una nueva Constitución Política?».

Sin embargo, la actual carta magna no permite la convocatoria de una Asamblea Constituyente, por lo que la iniciativa de Castillo contempla también una reforma constitucional previa a fin de incluir un nuevo artículo que avale la activación de los mecanismos para una Asamblea.

«La elaboración y aprobación del proyecto de nueva Constitución está a cargo de una Asamblea Constituyente elegida por el pueblo, cuya propuesta de texto constitucional es sometido a referéndum popular ratificatorio», es el texto que el gobierno busca añadir a la actual Constitución.

Así, el texto enviado por Castillo y el jefe del gabinete, Aníbal Torres, a la presidenta del parlamento, María del Carmen Alva, incluye que el proyecto tiene «carácter de urgencia» por lo que debe ser tratado «con preferencia por el Congreso».

Por su parte, Alva criticó que la intención de Castillo detrás de esta iniciativa es la de «cerrar» la Cámara en una suerte de «golpe de Estado».

«Aquí nadie es ingenuo, sabemos bien lo que quiere. Desde el primer día se sabía que el objetivo era cerrar el Congreso», objetó Alva en alusión a un proyecto que considera «inviable».

Por qué se quiere cambiar la Constitución

El oficialismo culpa a la actual Constitución, promulgada en 1993 por el entonces presidente Alberto Fujimori, de promover las inequidades económicas que sufre Perú, porque consagra un modelo de libre mercado.

Castillo asumió el poder en julio de 2021 y entre sus promesas de campaña estaba el cambio de la Constitución de 1993.

Cuando asumió, en julio del año pasado, Castillo adelantó que impulsaría una reforma, y en noviembre último envió al Congreso un proyecto de ley para modificar cinco artículos de la Constitución para eliminar la incapacidad moral como causal para la destitución de un presidente y modificar la llamada cuestión de confianza hacia los integrantes del gabinete.