Partidarios de Guaidó tomaron la embajada de Venezuela en Brasil

La embajada de Venezuela en Brasilia fue ocupada por la fuerza por un grupo de partidarios de Juan Guaidó, el líder opositor que se autoproclamó presidente encargado. El enfrentamiento violento se produjo en plena madrugada, mientras Brasilia es sede de la cumbre diplomática del grupo de los Brics. Manifestantes venezolanos y brasileños que no reconocen a Nicolás Maduro como el presidente de Venezuela saltaron la reja de seguridad, ingresaron a la sede de la embajada y quisieron obligar a salir a los diplomáticos presentes.

La acción fue respaldada por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, cuyo gobierno reconoce a Guaidó como presidente interino venezolano.

Bolsonaro hijo publicó un video en el cual aparece Tomás Silva, autodenominado encargado de negocios del sector de Guaidó, que dice haber recibido las llaves de la sede diplomática.

«Funcionarios de la embajada reconocieron a Juan Guaidó y nos entregaron la residencia y las oficinas», explicó Tomás Silva, que trabaja junto con María Belandria Expósito, embajadora designada por el presidente autoproclamado y reconocida por Bolsonaro.

Por su parte, Freddy Meregote, el encargado de negocios de la embajada venezolana fiel a Maduro, difundió un audio en el que solicitó el auxilio de los movimientos sociales brasileños pero negó que la invasión haya sido promovida por funcionarios venezolanos que desertaron y accedieron a hacer ingresar a los opositores venezolanos.

«Todos los empleados de la embajada reconocen a Nicolás Maduro como presidente», dijo Meregote, al lado de los diputados Glauber Braga, del Partido Socialismo y Libertad, y de Paulo Pimenta, jefe del bloque del Partido de los Trabajadores (PT).

«Itamaraty (Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil) parece que también organizó esta invasión; si es eso, se violan todas la convenciones», se quejó el senador Telmario Motta, vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, del opositor partido Pros.

Según el diario Metropoles, de Brasilia, los intrusos se plegaron con empleados de la embajada.