Paro general en Uruguay contra el ajuste de Lacalle Pou

La central sindical única de Uruguay, PIT-CNT, realiza un paro general con una movilización en el centro de Montevideo, por la defensa de la educación pública y de la tierra y el reclamo de planes de vivienda y alimentarios. “Con Artigas por las grandes mayorías nacionales; que los más infelices sean los más privilegiados”, compartió su mensaje la central, como lema de la jornada de protesta.

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, pronosticó para este miércoles “una movilización impresionante en su contenido y en su calidad”. “Paramos en defensa del Instituto Nacional de Colonización, en defensa de la tierra, la salud, la vivienda digna. Paramos contra el hambre”, sostuvieron.

En conferencia de prensa, Abdala remarcó que el paro “ya no es solo del PIT-CNT, sino que más sectores organizados para parar” y pronosticó “una de las movilizaciones más importantes en los últimos diez años”.

En Montevideo, la medida comenzará a las 10 y una hora después se hará la concentración frente al Palacio Legislativo, desde donde saldrá la marcha.

“El PIT-CNT y todo el campo popular están tratando de elevar su nivel de iniciativa y movilización. Esta política de ajuste radical contra los derechos y los ingresos de la gran mayoría de la población que viene aplicando este gobierno va a implicar más iniciativa y más movilización de los trabajadores”, expresó el sindicalista.

Quien salió a replicarlo fue la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, para quien “si algo se ha hecho es proteger a las personas más vulnerables y a las empresas más vulnerables. Arbeleche destacó que “felizmente” el país vive en democracia” y por tanto el paro es “un instrumento absolutamente válido”, pero insistió en que el Gobierno “da respuestas desde el día uno”.

No habrá clases en ninguno de los niveles, porque los gremios de la educación adhieren todos, igual que los bancarios, por lo que no habrá actividad.

En cambio, la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) adelantó que adhiere a las consignas y sumará a la movilización, pero afirmó que mantendrá sus servicios.

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) pararán de 8 a 15, y la Federación de Funcionarios de Salud Pública las 24 horas. Con todo, no se detendrá el plan de vacunación y se atenderán las guardias.