Paraguay se prepara para su “cuarentena inteligente”

El domingo 3 de mayo será el último día de la “cuarentena estricta” en Paraguay, que luego pasará a una fase que permitirá la reapertura de varios sectores de la economía bajo medidas sanitarias. El país es uno de los menos afectados en Sudamérica por la pandemia de coronavirus, con 230 casos confirmados y nueve muertes.

Pese al anuncio de la “cuarentena inteligente”, el presidente Mario Abdo Benítez ya advirtió que volverá a “cerrar todo” si no funciona el nuevo protocolo.

“Hoy no tenemos un solo paciente en terapia intensiva, tenemos una curva (de contagios de coronavirus) bastante estrecha”, lo cual “demuestra la gran concientización” de la ciudadanía, afirmó el mandatario al inaugurar un puente en el departamento San Pedro.

“Se generó un shock para generar una conciencia, me es grato ver gente con tapaboca, guardando distancia; construimos una cultura de higiene, protocolos laborales respetando los procesos sanitarios”, agregó.

Pese a ello, exhortó a la población a “no relajarse” y advirtió: “Sería muy triste que de aquí a 21 días no funcione la cuarentena inteligente y volvamos a cerrar todo”.

La “cuarentena inteligente”

El ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Mazzoleni, anunció el viernes pasado que el aislamiento estricto se mantendrá hasta el domingo 3 de mayo y a partir del día siguiente regirá una nueva fase de la cuarentena, con el regreso al trabajo en diversos sectores según la evolución de la pandemia en cada región del país.

Mazzoleni advirtió que pese la reanudación de actividades se deberá mantener “el modo coronavirus de vivir”, que implica el uso de barbijos, el distanciamiento social, el lavado de manos y la inconveniencia de compartir el mate.

El funcionario presentó un cronograma de flexibilización que prevé la reanudación de diversas actividades en fechas escalonadas, siempre que la evolución de la curva de contagios del coronavirus lo aconseje.

  • A partir del lunes volverán la industria en general, las construcciones civiles y públicas en etapa inicial, la atención en locales (hasta tres personas por vez), el delivery y los servicios de cobranza.
  • El 25 de mayo podrán reanudar sus tareas los locales comerciales de hasta 800 metros cuadrados, las obras civiles en su totalidad y los deportes profesionales y los actos culturales, en estos dos últimos casos sin público.
  • Para el 15 de junio está prevista la reapertura de los comercios con más de 800 metros cuadrados y la de los complejos deportivos, también sin espectadores.
  • Para el 2 de julio se espera la reapertura de bares, restaurantes y hoteles.