Países latinoamericanos rechazaron las subastas de objetos precolombinos realizadas en Francia

Las embajadas de Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú y República Dominicana en Francia expresaron su “enérgico rechazo” a las próximas subastas de bienes culturales precolombinos que se realizarán en París.

Con una declaración conjunta entre las embajadas de estos países ubicadas en Francia, las sedes diplomáticas lamentaron que se haya realizado el pasado 28 de enero la subasta “Carnets de voyage” por parte de la casa Millon de piezas precolombinas.

“Expresamos nuestro enérgico rechazo a la venta de objetos precolombinos por parte de las sociedades De Baecque – D’Ouince – Sarrau y Binoche et Giquello. Los eventos están programados para el 9, 11 y 18 de febrero próximo. Hacemos un llamado público a que se detengan estas transacciones”, señala la declaración.

Las embajadas repudiaron que se mantengan “prácticas de comercio ilícito de bienes culturales que socavan el patrimonio, la historia y la identidad de nuestros pueblos originarios”. Además aseguran que las subastas fomentan el robo, el saqueo, el tráfico ilícito y blanqueo de bienes perpetrados por la delincuencia organizada transnacional.

“Atentan contra la arqueología moderna al incentivar excavaciones ilegales para extraer objetos, e impedir su investigación. Obstaculizan así el conocimiento sobre antiguas civilizaciones. Privan a las piezas sustraídas de su esencia cultural, histórica y simbólica, reduciéndolas a simples objetos de decoración de particulares”, sigue la nota.

Los seis países reiteraron su compromiso con una diplomacia activa, en defensa de los patrimonios culturales de las naciones por la vía jurídica, en lo bilateral con el gobierno francés, y en lo multilateral, principalmente vía la UNESCO.

“En el caso de Francia, el marco jurídico que regula las ventas y subastas de los bienes culturales establece que la restitución de las piezas depende de la voluntad del poseedor privado. Esto limita sensiblemente nuestro marco de acción. No obstante, reafirmamos nuestra disposición a colaborar hacia medidas concretas para la protección de nuestro patrimonio cultural prehispánico. Así también los bienes culturales del periodo colonial y el combate al tráfico ilícito de estas piezas”, dijeron desde las embajadas.

Los países recordaron que mantienen el firme propósito de promover acciones para detener la comercialización de bienes que les pertenezcan. También se comprometieron a realizar acciones de sensibilización para que se reconozca que forman parte del patrimonio histórico de toda la humanidad.