Otto Sonnenholzner es el nuevo vicepresidente: un empresario y economista dueño de offshores

Otto Sonnenholzner fue electo por la Asamblea Nacional de Ecuador como el nuevo vicepresidente del país, tras la salida de sus dos antecesores por corrupción en menos de un año. El economista y empresario de los medios de 35 años encabezaba la terna propuesta por el presidente Lenín Moreno y había sido denunciado por la oposición por tener contratos millonarios con el Estado. Ante el viaje del mandatario a China, reemplazará a Moreno en sus funciones hasta su vuelta.

Con 94 votos a favor, 27 en contra y siete abstenciones de los 128 legisladores presentes en la Asamblea Nacional, Sonnenholzner fue designado vicepresidente y juró el cargo ante la titular del legislativo, Elizabeth Cabezas. «La experiencia se define más por la trayectoria que por la edad, por la preocupación más que por la juventud o la falta de experiencia», manifestó Sonnenholzner en la toma de posesión.

Nacido en Guayaquil (oeste) hace 35 años, Sonnenholzer, es especialista en Economía Internacional y se ha desempeñado como catedrático de Economía en una Facultad de Ciencias Empresariales; actualmente, es director de una emisora radiofónica en Guayaquil.

Al momento de su designación, se presentaron varios cuestionamientos por su nombramiento y se reclamó que se reconsiderara la votación por denuncias de fraude fiscal. Además, según el diario El Universo, el flamante vicepresidente figuraba en los registros de Panama Papers como directivo de cuatro empresas. «Cuestionamos el proceso y los requisitos de quienes integran la terna» para vice, dijo en su cuenta de la red Twitter la legisladora correísta Dorís Soliz.

La derecha ecuatoriana, en tanto, respaldó el pliego del economista y periodista radial. Guillermo Lasso, líder de CREO, había anticipado que su agrupación apoyaría al primer candidato por tratarse de «un joven capaz, preparado, inteligente y, sobre todo, que no tiene ninguna conexión con el correísmo, lo cual es importante en el Ecuador de hoy».

“Es una decisión difícil, de altísima responsabilidad, pero uno no se puede negar a un pedido del Presidente de la República, sobre todo cuando tenemos la circunstancia de poder ser un factor para respaldar la estabilidad y la democracia. Son momentos inéditos en cuanto a la situación de la Vicepresidencia”, había dicho recientemente Sonneholzer en una entrevista sobre la posibilidad de resultar electo.

La elección del vicepresidente se da una semana después de que Vicuña renunciara tras verse envuelta en un escándalo por supuestos cobros improcedentes a antiguos colaboradores cuando era legisladora, lo que llevó a Moreno a retirarle las funciones que le había atribuido.