Ordenaron la prisión preventiva de Horacio Cartes, expresidente de Paraguay

La justicia brasileña emitió este martes una orden de prisión preventiva contra el expresidente paraguayo Horacio Cartes en un caso de lavado de dinero e incluyó su nombre en la lista roja de Interpol, en el marco de la megaoperación anticorrupción Lava Jato. El exmandatario, que ostenta todavía fueros parlamentarios, negó todas las acusaciones.

El pedido, realizado por un juez de Río de Janeiro, busca desarticular una organización criminal vinculada al cambista Dario Messer, detenido en julio en Brasil tras ser señalado como líder de una red de lavado que operaba desde ese país, Uruguay y Paraguay, de acuerdo a la Policía Federal y el juez interviniente en la causa

En su decisión, el magistrado Marcelo Bretas afirma que Cartes, un rico empresario tabacalero de 64 años que gobernó Paraguay entre 2013 y 2018, ayudó presuntamente a Messer, cuando este estaba prófugo de las autoridades brasileñas, con una transferencia de 500.000 dólares estadounidenses «para sus gastos jurídicos» por intermedio de un amigo en común.

«Cartes es parte del núcleo político» del brazo paraguayo de una organización en la que también figuran «otros empresarios y la familia Mota, posiblemente vinculada al contrabando de cigarros y al tráfico de drogas y armas», señalaron los Fiscales de la Operación anticorrupción Lava Jato.

Los fiscales de la Lava Jato aseguran que Cartes «permaneció alineado» a esa organización delictiva brasileña-paraguaya mientras ejercía como presidente y sostienen que, ahora que dejó el poder, «tendrá mucha más agilidad para continuar financiando, con su enorme poder económico, y tramando, con su no menor poder político, para que las autoridades no lo alcancen».

Según la prensa paraguaya, Cartes se encuentra en su residencia de Asunción, donde este martes recibió a varios dirigentes políticos.

«Está tranquilo (…). Desconocemos la denuncia que llevó a la decisión del juez. Cartes siempre respondió que no tuvo vínculos comerciales o societarios con Messer. Lo niega de manera enfática. Cartes y Messer no son socios de negocios. Cartes está muy tranquilo», afirmó en la capital paraguaya su abogado Carlos Palacios.

La Constitución paraguaya establece que los expresidentes pasan a ser senadores vitalicios con fueros parlamentarios. Para retirarles la inmunidad se requiere el voto de dos tercios del Senado. El Senado de Paraguay cuenta con 45 bancas y Cartes conserva la mayoría.