Ola de calor extrema: América del Sur en alerta roja por las altas temperaturas y la sequía

Sudamérica podría vivir a partir de este martes una de semana histórica, con extremas y altas temperaturas nunca antes registradas hasta ahora. Particularmente Argentina, Uruguay, Paraguay y el estado brasileño Rio Grande do Sul podrían llegar a rozar hasta los 50º C. Según la agencia de meteorología Metsul, el fenómeno será el peor en décadas y tendrá una duración prolongada. 

La información fue confirmada por la Agencia de Meteorología, Océanos, Atmósfera y Asuntos Climáticos, de Estados Unidos, que afirmó que en el peor de los casos, el calor “sería de una magnitud sin precedentes en la historia reciente“.

Las consecuencias podrían ser devastadoras tanto para los seres humanos como para el medioambiente. Eso, porque la poderosa ola de calor se da en medio de un escenario de sequía fuerte a severa que puede derivar en incendios.

Además, las altas temperaturas constantes pueden suponer un gran impacto en la agricultura, sequía de ríos y problemas en el abastecimiento de agua para consumo humano y animal en Argentina, Uruguay y Rio Grande do Sul. 

Qué son las olas de calor y por qué ocurren

Las olas de calor intenso ocurren en los meses cálidos del año con o sin sequía, en veranos secos o lluviosos, pero, históricamente, se observa que los episidios de calor más extremo ocurren durante sequías. 

Esto se debe a un proceso de interacción tierra-atmósfera en el que la sequía deja la atmósfera aún más seca y, con el aire más seco, la temperatura sube más en un mecanismo de retroalimentación positiva.

Esto es exactamente lo que sucedió en las olas de calor excepcionales en el mundo en 2021. La ola de calor que azotó el noroeste de Estados Unidos y Canadá, con cientos de muertes en junio del año pasado, se produjo en medio de un ciclo de sequías e incendios forestales excepcionales que afectaron al oeste de América del Norte. El calor agravó la sequía y agravó los incendios.

Argentina, el país más golpeado

Es probable que esta ola de calor deje atrás máximos históricos en Uruguay y Argentina, los países que probablemente sufran lo peor de la ola de calor pero también se pueden alcanzar hitos históricos en Rio Grande do Sul. con 15ºC por encima del promedio. 

La zona centro de Argentina, donde se ubica Buenos Aires, podría ser también una de las más afectadas a pesar de su característico clima templado. 

“Lo que estamos teniendo desde el viernes pasado es una masa de aire muy cálida que está afectando desde el norte patagónico hasta el norte del país, que genera un período extenso de temperaturas extremas”, explicó Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina.

Según el SMN, el promedio de las temperaturas máximas esta semana estará entre los 35 y los 40 grados centígrados, pero también espera que algunas localidades registren temperaturas máximas de hasta 43 grados centígrados.

En tanto, el SMN espera temperaturas mínimas entre los 25 y 30 grados. El SMN espera que los días más calurosos sean el jueves y viernes próximo. En tanto, el fin de semana prevé que avance un frente frío por el centro del país, que genere un “descenso leve” de las temperaturas, ya que el calor seguirá con temperaturas entre 30 y 35 grados centígrados.

La ola de calor registrada en Argentina en diciembre pasado terminó de cerrar un 2021 en que el país tuvo el quinto año más cálido desde 1961.