“Nunca pensé que fueran a tomar esa decisión tan errática”, Timochenko criticó a los disidentes del partido FARC

El exlíder de la desaparecida guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, más conocido por su apodo de Timochenko, dijo que «nunca» pensó que algunos de sus excompañeros de armas y negociadores de paz con el gobierno de Colombia como Iván Márquez y Jesús Santrich pudieran volver a la lucha armada. «Nunca pensé que fueran a tomar esa decisión tan errática. Ellos habían expresado sus temores, sus dificultades. Habían alegado temas de seguridad y yo trataba de entenderlo, porque además, aquí estamos en un ambiente en que la inseguridad se siente», opinó el exguerrillero.

Según Timochenko, hay toda “una campaña de estigmatización» hacia los rebeldes desmovilizados, pero aún así «estábamos avanzando» con el 95% de los excombatientes dentro del acuerdo.

El 29 de agosto último, Márquez, alias de Luciano Marín Arango, anunció en un video en el que aparecía rodeado por una veintena de insurgentes -entre ellos Santrich- que habían resuelto volver a la lucha armada ante la «traición» que a su juicio sufrió el histórico convenio firmado en noviembre de 2016.

Timochenko salió de inmediato a condenar esta iniciativa, y en el diálogo con el diario español El País calificó de «irreversible» el proceso de paz, a pesar de los obstáculos en la aplicación.

Consultado sobre la marcha de los acuerdos, consideró que «está yendo con dificultades», porque «no hay una expresión clara de compromiso del gobierno. Ya el presidente asume y sabe que tiene que gobernar con una Constitución en la mano y los acuerdos son parte de la norma constitucional».

«Lo que pasa es que se centran en el tema de la reincorporación. Perfecto, es necesario. Pero los acuerdos son integrales. Hay que ir también trabajando y encaminando en función de lo tramitado frente al tema agrario, el tema de las tierras está en el trasfondo del conflicto que ha vivido nuestra patria y sigue siendo el trasfondo de los problemas de violencia que se presentan», continuó.

El líder de la exFARC dijo también que «incluso en el Congreso por parte del partido de gobierno se mandan señales negativas. Eso genera angustias, pero de todas maneras seguimos trabajando. Nos toca trabajar en la lucha política civilizada», aseguró.