«Nunca me abandonaron, nunca los abandonaré», el mensaje de Evo Morales al pueblo boliviano

Pasadas casi 24 horas de su renuncia forzada, el mandatario indígena agradeció el apoyo del pueblo y de miles de personas que se manifestaron en todo el mundo contra el golpe de Estado perpetrado en Bolivia. “Nuestro gobierno democrático fue derrocado por el golpe cívico-político-policial que ha instaurado en Bolivia un régimen de facto apoyado en la violencia y la represión”, dijo esta tarde. También apuntó contra los dirigentes de la oposición Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho por ser “discriminadores y conspiradores”, quienes “pasarán a la historia como racistas y golpistas”.

Desde sus redes sociales, el presidente depuesto denunció que la policía amotinada reprimió con balas de plomo para provocar muertos y heridos en la ciudad de El Alto. “Mi solidaridad con esas víctimas inocentes, entre ellas una niña, y el heroico pueblo alteño, defensor de la democracia”, escribió en su cuenta Evo Morales.

También recordó que al igual que en octubre de 2003, Carlos de Mesa, a quien llamó “golpista cómplice del prófugo Gonzalo Sánchez de Lozada”, inauguró su golpe de Estado “con represión para causar muertos y heridos”. “La comunidad internacional es testigo de este atentado contra la vida”, agregó.

Desde su refugio, el mandatario constitución le pidió a los trabajadores de la salud y de la educación que vuelvan a prestar servicios, después de los paros y las huelgas. Lo hizo “ya no como presidente, sino en mi condición de ser humano”, dijo Morales, que pido que vuelvan a prestar servicios a la población, luego de los paros y las huelgas. “Tienen la misión de cuidar con calidez y solidaridad al pueblo”, sostuvo.

El presidente depuesto también se refirió a los opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho. Los llamó “discriminadores y conspiradores” y les advirtió que “pasarán a la historia como racistas y golpistas”. “Que asuman su responsabilidad de pacificar al país y garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica de nuestro pueblo. El mundo y bolivianos patriotas repudian el golpe”, afirmó.

Por último, Evo Morales, agradeció la solidaridad del pueblo y de dirigentes políticos internacionales que repudiaron la ruptura del orden democrático. “Nos dan aliento, fortaleza y energía. Me emocionaron hasta hacerme llorar. Nunca me abandonaron; nunca los abandonaré”, dijo finalmente el mandatario.

El mensaje completo de la renuncia

Renuncio para que Mesa y Camacho no sigan persiguiendo, secuestrando y maltratando a mis ministros, dirigentes sindicales y a sus familiares y para que no sigan perjudicando a comerciantes, gremiales, profesionales independientes y transportistas que tienen el derecho a trabajar.

Quiero que sepa el pueblo boliviano, no tengo por qué escapar, que prueben si estoy robando algo. Si dicen que no hemos trabajado, vean las miles de obras construidas gracias al crecimiento económico. Los humildes, los pobres que amamos la Patria vamos a continuar con esta lucha.

Hemos estado en el Gobierno 13 años, nueve meses y 18 días gracias a la unidad y voluntad del pueblo Nos acusan de dictadura los que perdieron ante nosotros en tantas elecciones. Hoy Bolivia es una Patria libre, una Bolivia con inclusión, dignidad, soberanía y fortaleza económica.