Nueve años después

Ecuador
Fernando Falconi Calles

La construcción de un movimiento político transformador para el país germinó luego del punto más grave de la crisis neoliberal. La Revolución Ciudadana, con Rafael Correa a la cabeza, les devolvió dignidad y spberanía a los ecuatorianos. Una Revolución Constitucional, Ética y Económica, ejes fundamentales que deberán profundizarse.

Fernando Falconi Calles- El Telégrafo (Ecuador)

Hoy se cumplen nueve años de la llegada a Carondelet de la Revolución Ciudadana. El modelo neoliberal -impuesto en las décadas de los años 80 y 90- había fracasado rotundamente. En efecto, la desigualdad se incrementó; las oportunidades de progreso solamente las tenían las élites. La partidocracia -corrupta e incapaz- se preocupaba de repartir cuotas de poder y de acatar, al pie de la letra, las órdenes de los organismos financieros internacionales. El punto más grave de la crisis estalló en 1999, cuando en el desgobierno del ‘armonioso’ se decretó el feriado bancario que empobreció a millones, y a millones expulsó de la patria. Aventureros, mentirosos, incapaces, corruptos, oportunistas, formaron parte de la partidocracia en aquellos años y se ganaron el rechazo de la ciudadanía que pidió a gritos: ‘¡Que se vayan todos!’.  

Un grupo de ciudadanos se planteó la necesidad de construir un movimiento político que recogiera las principales demandas de la gente, que se había hastiado de tanto farsante. Así surge Alianza PAIS, con una novedosa propuesta política que se resumía en cinco ejes: Revolución Constitucional, Revolución Ética, Revolución Económica, Revolución en Educación y Salud; Rescate de la dignidad, soberanía y búsqueda de la integración latinoamericana.

” Un grupo de ciudadanos se planteó la necesidad de construir un movimiento político que recogiera las principales demandas de la gente, que se había hastiado de tanto farsante. Así surge Alianza PAIS, con una novedosa propuesta política que se resumía en cinco ejes: Revolución Constitucional, Ética, Económica, en Educación y Salud “

La Revolución Constitucional se llevó a cabo con la aprobación de la Nueva Carta Magna en 2008. Documento que introdujo una nueva función: control ciudadano y participación social; el Buen Vivir como nuevo paradigma de desarrollo y la realización de la vida plena de las y los ecuatorianos. La recuperación de la planificación pública y, por tanto, de la acción del Estado. La ampliación del campo de los derechos y las garantías ciudadanas, entre otros. En cuanto a la lucha contra la corrupción se crearon las veedurías ciudadanas y se levantó el ‘sigilo bancario’ de todos los empleados públicos. En la partidocracia la corrupción era la norma; hoy es la excepción.

La Revolución Económica tiene como objetivo el ser humano y no el capital. Se incorpora el concepto de economía social y solidaria, que dinamiza el trabajo de microempresarios y asociaciones populares que producen bienes y brindan servicios. La Revolución de la Educación y la Salud se cumple con la construcción de modernos centros de salud y escuelas del milenio en varias provincias de la patria. En cuanto al rescate de la dignidad, la soberanía y la búsqueda de la integración latinoamericana, se dijo good bye a los marines de la base de Manta. Ecuador forma parte de la Alba, Unasur y Celac. Se firmaron acuerdos de cooperación con Rusia, China, Irán. Hecho que confirma el manejo soberano de la política exterior.

Estos principios constituyeron el punto de partida del proyecto político que transformó -y seguirá transformando- a Ecuador. Actualmente son diez los ejes y deberán ampliarse conforme las necesidades concretas así lo ameriten. La mejor forma de festejar este noveno aniversario ha sido inaugurando megaobras de gran beneficio para el país: la repotenciación de la Refinería Estatal de Esmeraldas y la puesta en marcha de seis proyectos hídricos que, con una inversión de 1.000 millones de dólares, proporcionan riego y protegen 350.000 hectáreas de cultivos.

Mientras sean los principios los que guíen el proceso, la Revolución Ciudadana seguirá contando con el respaldo y la gratitud de las mayorías

Leer el artículo aquí