Nuevas elecciones en Bolivia: se realizarán en marzo y Camacho será candidato

El gobierno de facto de Bolivia, a cargo de la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, informó que las nuevas elecciones se celebrarían en marzo del año que viene. Luis Fernando Camacho, el dirigente opositor que encabezó las protestas contra Evo Morales, confirmó que se postularía como candidato. En cambio, por una resolución tomada por Áñez, Evo Morales y Alvaro García Linera no podrán presentarse.

«Vamos a contar más o menos desde el 23 de diciembre. A partir de ahí tenemos cuatro meses, hasta el 23 de abril para concluir con el proceso, dentro de esos 120 días tiene que llevarse a cabo la primera vuelta, la segunda, si hubiera, el cómputo final y prácticamente la emisión de las credenciales a los diputados y senadores electos, lo que significa que aproximadamente, más o menos, a mediados de marzo vamos a tener las elecciones en primera vuelta», confirmó el ministro de Presidencia, Jerjes Justiniano Atalá..

Atalá recordó que la Asamblea Plurinacional tiene un plazo de 20 días para elegir nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE). «Después de elegir a las autoridades, en 48 horas de su posesión debe ser lanzada la convocatoria a la nueva votación», agregó.

El funcionario confirmó también que en la jornada electoral podrán participar todos los partidos legalmente constituidos, pero no así quienes hayan sido reelectos de manera continua en un puesto por dos períodos consecutivos. Esta premisa deja afuera al presidente constitucional Evo Morales, que tuvo que exiliarse a México.

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, promulgó la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de nuevas Elecciones Generales, las cuales dejan sin efecto los resultados de los comicios del pasado mes de octubre.

Camacho confirmó su candidatura

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz de Bolivia y uno de los principales impulsores de las protestas que culminaron con la renuncia de Evo Morales, Luis Fernando Camacho, anunció que se presentará como candidato en las próximas elecciones presidenciales.

Para concretar esta postulación, Camacho debió presentar su carta de renuncia al ente cívico, alegando que trabajará por un sueño mayor, y habilitarse como candidato a la presidencia en las elecciones Generales de 2020.

En su carta de renuncia Camacho manifestó que la tarea no está concluida y que aún falta trabajar para consolidar la democracia en el país. El opositor remarcó que su anhelo es ser presidente de Bolivia para poder “servir con todas mis fuerzas para ver a mi patria próspera, unida y libre, donde todos juntos construyamos un mejor futuro para nuestros hijos”