Nueva cepa del dengue causó siete muertes en Perú en solo dos meses

Mientras los ojos del mundo están puestos en el coronavirus, en Perú la gran preocupación es el dengue, enfermedad que ya mató a siete personas en lo que va del año. El Ministerio de Salud de ese país advirtió que los altos niveles de mortalidad responden a una nueva variante del dengue, hasta ahora desconocida, más agresiva que la normal. La mayoría de los casos se registran el la región de la Amazonia peruana.

«El Ministerio de Salud se encuentra monitoreando acciones y fortaleciendo medidas de prevención contra el dengue en Loreto, cuya presencia se ha intensificado en esta zona del país a causa de la temporada de lluvias intensas y calor», señaló la institución en un comunicado. Las autoridades están averiguando cómo llegó la nueva cepa al país.

Además de los siete muertos, el ministerio detectó desde el 1 de enero 2.500 casos de dengue (entre probables y confirmados), principalmente en Loreto, donde nace el río Amazonas, en el noreste de Perú, y en la región de Madre de Dios, en la selva central, 1.000 km al este de Lima.

De acuerdo al Ministerio, se trata de un nuevo serotipo (tipo de microorganismo infeccioso clasificado según los antígenos que presentan en su superficie celular) más peligroso que el conocido.

En 2019 se registraron 546 casos de dengue en Perú, pero sólo uno de ellos fue mortal, según la agencia oficial Andina. La enfermedad es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que contagia el chicunguña y el zika.

Según el Ministerio, un brote de serotipo 1 de dengue fue detectado en Loreto en noviembre, una variedad que no había en el país desde hace casi tres décadas. «Hace muchos años que no veíamos a pacientes con dengue que sangraban de forma visible. Eso podría explicar la gravedad y el incremento de fallecidos», dijo la directora de enfermedades transmitidas por mosquitos, Karim Pardo Ruiz.

Las autoridades sospechan que el serotipo 1 pudo ingresar a Perú desde países vecinos, porque las regiones afectadas son fronterizas con Colombia, Brasil y Bolivia. El Ministerio destacó que está en marcha una campaña masiva de fumigación de casas y para retirar de los jardines objetos en desuso que acumulan agua, como neumáticos, donde se reproducen los mosquitos