“Nos están matando”, el reclamo de los médicos peruanos por la falta de insumos en los hospitales

Miles de médicos peruanos iniciaron esta semana una protesta nacional para denunciar la carencia de recursos para enfrentar el coronavirus, que registra un rebrote en el país. Con sus ambos y delantales blancos, médicos y enfermeros se manifestaron afuera de hospitales de Lima y otras ciudades con ataúdes vacíos y carteles donde se leía “estamos en huelga porque nos está matando”, en alusión a los 146 médicos peruanos muertos por la pandemia.

“No nos reciben, no nos atienden. Por eso ahora estamos iniciando la protesta”, dijo a la prensa Godofredo Talavera, presidente de la Federación Médica Peruana, que vela por los derechos laborales de los profesionales de la salud.

Inicialmente sería un paro de 48 horas, pero a última hora fue cambiado por una “jornada de protesta como una forma de llamar la atención”, declaró el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios.

Durante la jornada, los médicos no atienden consultas externas pero mantienen la atención de los pacientes en los hospitales del país, donde hay 12.950 enfermos con coronavirus, según el ministerio de Salud.

“Garantizamos las atenciones de los pacientes con covid y emergencias”, explicó Talavera. Los médicos exigen equipos de bioseguridad, más insumos para los hospitales y mejoras salariales. 

“¡No más contagios, EPP (equipo de protección personal) urgente!”, decía una pancarta en el hospital de la ciudad norteña de Trujillo. Los médicos y paramédicos peruanos muertos suman más de 300, según gremios de la salud.

La protesta tiene lugar en medio del rebrote de la pandemia en Perú, luego de que el 1° de julio se levantara el confinamiento nacional obligatorio en busca de reactivar la economía, que entró en recesión tras caer 30,2% en el segundo trimestre.

Infectados y fallecidos

Con 33 millones de habitantes, Perú es el tercer país en América Latina en cantidad de muertos por la pandemia (28.001) después de Brasil y México. Además, es el segundo en contagios (607.382) detrás del gigante sudamericano. 

Pero en relación a su población, es el país más enlutado a nivel regional, con 843,5 muertes por cada millón de habitantes.