«No podemos dejar que Brasil sea un paraíso para el turismo gay», Bolsonaro censuró un video en el que aparecía un trans

Al renovar sus ataques contra la comunidad LGTBI, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro prohibió un video del Banco de Brasil que valorizaba la diversidad. Luego, aclaró que su país no debía convertirse en un «paraíso para el turismo gay». «Si quieres venir a tener sexo con una mujer, adelante», lanzó Bolsonaro durante un desayuno con periodistas tras reivindicar su postura intolerante.

A pedido explícito del ex capitán del Ejército, se retiró la más reciente campaña del Banco de Brasil, con actores que representaban distintos estilos contemporáneos para atraer al público joven. En un momento, la cámara se enfocaba en un transexual, toma que enloqueció a Bolsonaro. El presidente primero vetó esa publicidad de la entidad estatal y después presionó al banco para que echara al director de Comunicación y Marketing a cargo de la campaña.

En ese marco, el ultraderechista fue consultado por los periodistas si le preocupaba que en el resto del mundo muchos lo asociaran con la homofobia. Aunque sin ruborizarse, Bolsonaro aclaró que su postura no perjudica las inversiones extranjeras y ratificó que él defiende las costumbres conservadoras. «No podemos dejar que este lugar sea conocido como un paraíso para el turismo gay. Tenemos familias», reforzó.

Los comentarios, realizados durante una reunión de desayuno con periodistas brasileños, provocaron una reacción inmediata de los activistas LGBT, blanco de Bolsonaro y de su gabinete antes y después de su asunción al Palacio de Planalto. Bolsonaro llegó a decir que es «homófobo y orgulloso de serlo» y en entrevistas anteriores afirmó que preferiría tener un hijo muerto que un hijo homosexual.

Temiendo el recorte en derechos hacia el colectivo, antes de lo invistieran como presidente, aumentaron considerablemente los matrimonios entre personas LGTBI como consecuencia del miedo que les generaba. Inclusive, algunos decidieron exiliarse directamente, como el ex diputado Jean Wyllys.

Wyllys advirtió que los recientes comentarios de Bolsonaro incitan al odio contra las minorías en un video publicado en las redes sociales. «Esto no es un jefe de Estado, es una desgracia nacional», dijo por su parte David Miranda, congresista de Río de Janeiro, en una entrevista con el periódico británico The Guardian.»Está manchando la imagen de nuestro país de todas las formas imaginables», agregó Miranda.