Nicolás Maduro indultó a 110 opositores, entre críticas y halagos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó el indulto de 110 dirigentes opositores u oficialistas disidentes, entre ellos más de 20 diputados, muchos de los cuales están presos, exiliados o refugiados en embajadas, y exhortó a la oposición a concurrir a las elecciones parlamentarias de diciembre. Los indultos fueron rechazados por varios dirigentes opositores, incluso algunos de los propios beneficiados. Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, celebró la decisión.

“La intención del Gobierno bolivariano es profundizar el proceso de reconciliación nacional, para la unión nacional, para que los asuntos políticos sean dirimidos por vías pacíficas y democráticas”, afirmó el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

“Aprovechemos la oportunidad estelar de la próxima elección para dirimir todas esas controversias”, agregó el ministro en un mensaje a través de la cadena oficial de radio y televisión.

Entre los beneficiarios figuran Gilber Caro (también preso), Freddy Guevara (refugiado en la embajada de Chile) y José Guerra, Miguel Pizarro, Américo De Grazia, Tomás Guanipa, Mariela Magallanes y Richard Blanco, todos ellos exiliados.

Además, están incluidos otros legisladores que permanecen en Venezuela pero con la inmunidad parlamentaria allanada, como Henry Ramos Allup (presidente del antiguo partido socialdemócrata Acción Democrática, AD), Juan Pablo Guanipa (actual primer vicepresidente de la AN) e Ismael León.

Rodríguez aseguró que los 110 indultados “tienen la oportunidad de participar en las elecciones” del 6 de diciembre. “Todos tenemos derecho para ser o no candidatos al parlamento nacional, por lo tanto no hay ningún tipo de condicionamiento en el establecimiento del decreto y la participación o no en el evento electoral”, explicó.

Las críticas de Guaidó: “Es una trampa”

El líder opositor venezolano Juan Guaidó aseguró que Maduro otorgó los indultos en un intento por “legitimar” las elecciones, que el grueso de la oposición tacha como una “farsa”.

“Ha pasado antes: los liberan para tratar de legitimar las maniobras del momento. Y, esta vez, quieren legitimar una farsa. Una farsa que está derrotada a nivel legal, político, popular e internacional”, dijo Guaidó en Twitter, y añadió: “Es una trampa y no vamos a caer”

Guaidó también dijo que estas excarcelaciones pueden traducirse como liberación de “rehenes”, y que con ello el Gobierno de Maduro “reconoció una larga lista de presos y perseguidos políticos, demostró que es una dictadura y que ha mantenido una persecución contra el Parlamento”.

“Jamás debieron pasar ni un solo segundo por ese infierno. Ni ellos ni sus familiares. Vaya nuestro abrazo para los familiares de quienes hoy han sido liberados. Comparto el sentimiento que tienen ustedes esta noche y sus familias”, finalizó.

En contexto

Los indultos llegaron en medio del conflicto de poderes todavía vigente entre el Ejecutivo y el Legislativo de mayoría opositora, y cuando está en marcha el proceso para renovar la composición la Asamblea Nacional (AN, parlamento) en los comicios del 6 de diciembre, a los cuales la mayoría de la oposición -que aparece cada vez más fracturada- anunció que no concurrirá.

En una declaración firmada por 27 partidos y divulgada a principios de este mes, esa mayoría opositora argumentó su abstención electoral a diversas medidas adoptadas por el oficialismo para neutralizar el holgado control del parlamento que la oposición consiguió en las urnas a fines de 2015.

Pero esa decisión ahondó las diferencias dentro de la oposición, lo que quedó de manifiesto en los últimos días, cuando la exdiputada María Corina Machado -referente de uno de los sectores más radicales del antichavismo- desairó públicamente el llamado a una estrategia unitaria hecho por Guaidó tras reunirse con él.

“Un paso significativo en los esfuerzos en favor de la apertura del espacio democrático”

Bachelet destacó que con el paso dado por Maduro se cierran los procesos penales abiertos contra los 110 indultados y se les otorga la libertad incondicional. “La medida beneficiará a muchos diputados que habían sido despojados de su inmunidad parlamentaria, así como a asesores y otros políticos”, agregó.

“Valoro esta decisión como un paso significativo en los esfuerzos en favor de la apertura del espacio democrático y de la mejora de la situación de derechos humanos en el país”, dijo la alta comisionada chilena.

Bachelet adelantó que el organismo que dirige seguirá apoyando procesos de liberaciones y de fortalecimiento institucional en materia de derechos humanos en Venezuela.