“Ni una más”, mujeres maquilladas de calaveras marcharon contra los femicidios en México

En línea con las celebraciones por el “Día de los Muertos”, los colectivos feministas de México organizaron una masiva manifestación de mujeres vestidas de catrinas para denunciar la impunidad por los femicidios que se replican en el país. Personificadas como el icono mexicano tradicional de esta festividad, maquilladas con calaveras en el rostro, 250 mujeres marcharon el fin de semana por el centro de Ciudad de México 

Las manifestantes portaron velas, banderas violetas y pancartas para denunciar los asesinatos de mujeres en México y exigir que las autoridades tomen medidas concretas para erradicar la violencia de género. 

“Ni una más”, “No fue un suicidio, fue un feminicidio” y “Mujer hermana, si te pega no te ama” eran algunos de los cánticos que coreaban durante la protesta.

Al fin de la marcha, en el Palacio de las Bellas Artes, a un costado de la Alameda, se realizó una ofrenda con flores y cruces con los nombres de las últimas mujeres asesinadas por sus parejas en el país.

La manifestación, llamada la “Marcha de las catrinas”, fue organizada por una veintena de colectivos en favor de los derechos de las mujeres, que también convocaron protestas similares en otros estados del país como Puebla, Sinaloa, Veracruz o San Luis Potosí.

Ana Elena Contreras, representante de la Colectiva Feminista Aquelarre, advirtió que siete mujeres son víctimas de feminicidios diariamente en México y reivindicó manifestarse para “visualizar todas aquellas mujeres que un día no pudieron regresar a casa”.

Asimismo, criticó al Gobierno por ser “omiso” ante las “cifras alarmantes” de asesinatos de mujeres y responsabilizó a los medios de comunicación de perpetuar la imagen de que “las mujeres son culpables de sus asesinatos”.

Sandra Rocío, hermana de una mujer atropellada por su pareja en el estado de Coahuila, explicó que el dolor que sufren las familias de las víctimas es “terrible e irreparable”, y denunció que si no se hace justicia con los asesinos “las mujeres seguirán expuestas” a nuevos feminicidios.

Por su parte, Verónica Muñoz, participante en la marcha junto con su hija, indicó que la tradición mexicana de las catrinas consiste en que “los fallecidos nunca se van si no se les olvida” y, por eso, la marcha contra los femicidios tuvo como objetivo “festejar la vida de las víctimas mientras no se resuelvan sus crímenes”.