Nayib Bukele se autodefinió como el “dictador más cool del mundo mundial”

En medio de las protestas que jaquean a su gobierno, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, cambió nuevamente su biografía en Twitter. Dejó de identificarse como Presidente de El Salvador o Papá de Layla para autodenominarse el “dictador más cool del mundo mundial”.

Si bien había sospechas de que se trate de un hackeo a la cuenta oficial, ninguna autoridad gubernamental realizó denuncias al respecto. Además, esta no es la primera vez que los cambios en la biografía de Bukele generan controversia. 

El mandatario, quien gobierna desde junio de 2019, cambió en enero su fotografía de Twitter y colocó en su lugar la del protagonista de la película estadounidense “El dictador”. Bukele adoptó la fotografía del almirante general Haffaz Aladeen, el peresonaje interpretado por el británico Sacha Baron Cohen.

También llegó a definirse en su biografía como “un instrumento de Dios para nuestra historia”.

Más de una vez Bukele utilizó esta vía para salir al cruce de los sectores que denuncian una supuesta deriva “autoritaria” en su gobierno. 

El 15 de septiembre, miles de salvadoreños protestaron en la capital contra el mandatario con diversas pancartas en las que lo acusaban de ser un “dictador”. “Fueron a luchar contra una dictadura que no existe”, les respondió el mandatario. 

En marzo pasado, también señaló: “El Salvador no será una dictadura, como quieren hacer creer a la gente algunos activistas, analistas, algunos periodistas y políticos que no fueron electos”.

Durante su gobierno, el mandatario atacó a la Corte Suprema de Justicia y a la Fiscalía. 

Cuando la nueva Asamblea Legislativa asumió funciones el 1 de mayo, destituyó y reemplazó a los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general, que habían tenido serias diferencias con el gobernante.

Esta nueva Sala Constitucional dio vía libre a inicios de septiembre a la interpretación de un artículo de la Constitución que le da luz verde a Bukele para presentarse a una reelección, si así lo desea, en 2024.