Navidad entre llamas: incendios en Valparaíso arrasaron con todo a su paso

Un incendio forestal desatado durante la Nochebuena en Valparaíso arrasó con 245 casas y obligó a evacuar a los vecinos de la zona. Muchos recibieron la llegada de la Navidad en albergues habilitados de forma transitoria para la emergencia. Las autoridades creen que el fuego fue iniciado de forma intencionada, mientras continúan las investigaciones para determinar lo que pasó.

Dos focos diferentes se generaron de manera simultánea en los cerros altos de Valparaíso, el puerto turístico más importante de la costa central de Chile, a 100 kilómetros al este de Santiago, y avanzaron con violencia por los costados hasta juntarse en la población de La Isla.

El fuego, que destruyó cerca de 150 hectáreas y 245 viviendas pero no causó ni heridos ni víctimas fatales, sigue activo en la zona boscosa, pero está controlado en los cerros habitados, según el último informe de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi). “Hay suficientes medios para extinguirlo a lo largo del día”, aseguró el director de OnemiI, Ricardo Toro.

La principal prueba que manejan hasta ahora las autoridades es un video que circuló en redes sociales y que muestra a una persona ingresando a una camioneta justo en el sector donde comenzó uno de los focos que desataron el incendio.

También se investigan los testimonios de decenas de vecinos de La Isla y Cuesta Colorada (las dos zonas residenciales afectadas), quienes denunciaron haber visto a varias personas subiendo en carros a los cerros antes de que comenzaran las llamas.

“Alguien, ya sea una persona o un grupo de personas, quieren ver destruido Valparaíso y en el piso nuestra ciudad. Nosotros exigimos saber quienes son y que intención les lleva a actuar de esta forma y que paguen con la máxima pena”, denunció el intendente de la ciudad portuaria, Jorge Sharp.

Por su parte, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, también avaló esa hipótesis al asegurar que tienen “varios indicios” al respecto.

Tras haber sido evacuados, los dueños de las casas afectadas, que perdieron todas sus pertenencias, retornaron al lugar este miércoles para ver si conseguían rescatar alguna pertenencia de entre los escombros y de los fierros retorcidos aún incandescentes.

“Horrible, terrible, ver en llamas las casas de mis vecinos, la mía. Perder el sacrificio, el trabajo de 20 años (…) lamentablemente todos quedamos sin hogar”, dijo entre lágrimas Silvia Puga, de 49 años.

Tanto Blumel como la Oficina Nacional de Emergencia indicaron que los daños en las viviendas se “están aún por evaluar”, porque entre ellas existen muchas destruidas y otras con parte de su estructura con daño. Se espera que esa información se tenga recién el domingo.