“Mis antepasados defendían la selva con lanza», un pueblo indígena le reclama a Moreno que devuelva 180.000 hectáreas

El presidente Lenín Moreno apelará un fallo que le daba una victoria histórica al pueblo indígena Waorani para poder dar rienda suelta a un negocio petrolero de 180.000 hectáreas de en la zona de la Amazonia. “Es una indignante demostración del irrespeto para con los derechos fundamentales de los Pueblos y Nacionalidades indígenas”, denunció la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana.

Un fallo judicial había evitado de forma temporal que se explote el territorio ancestral de los Waoranis por considerar que se estaban vulnerando sus derechos. Un día después de la sentencia, el Ministerio de Energía confirmó que la recurrirá, tras alegar una supuesta falta de pruebas.

La demanda había sido presentada por unas 16 comunidades Waorani, que adujeron que fueron engañados en 2012 por un grupo de técnicos que les dieron regalos, comida, les ofrecieron salud, educación y otros beneficios, aunque sin aclarar que era a cambio de la autorización para explotar petróleo en sus territorios.

“Mis antepasados defendían la selva con lanza, cuando entraban invasores, mis antepasados mataban con lanza. Yo he venido con palabra”, había dicho durante las audiencias uno de los demandantes, el anciano Waorani, Memo Yahuiga Ahua Api, ante la Corte Provincial de Pastaza.

El fallo judicial reconoció finalmente la vulneración del derecho a la consulta previa libre e informada a estas comunidades y suspendió, temporalmente, el avance de los procesos de licitación de la zona petrolera. “El pueblo Waorani tiene derecho a ser consultado, a consentir lo que se haga o no en su territorio y a gobernar su territorio en función de su autodeterminación”, habían celebrado la abogada de los demandantes, María Espinosa.

La sentencia establecía como medida de reparación que el Estado realice una nueva consulta aplicando estándares fijados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Rápidamente, el gobierno de Moreno apeló esa decisión. “A pesar de que se presentaron documentos, videos y se demostró el cumplimiento de todos los estándares, estos elementos no se tomaron en cuenta» en la Corte, señaló en un comunicado el Ministerio de Energía y Recursos Naturales.

El ministerio alegó que las pruebas entregadas durante el proceso «evidenciaban el cumplimiento» de una consulta previa a los waorani sobre los planes de explotación de recursos no renovables en sus tierras, «respetando los derechos de los pueblos y nacionalidades» indígenas.

Pero la comunidad cuestionó duramente la decisión gubernamental. “Lo expresado constituye un acto de arrogancia y afrenta ante la correcta decisión tomada por la corte provincial de Pastaza, así como una indignante demostración del irrespeto de esta cartera de Estado para con los derechos fundamentales de los Pueblos y Nacionalidades indígenas”, indicó en un comunicado la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana.