Más evangélicos y menos católicos

Latinoamérica 

El cristianismo evangélico ha crecido en el continente. Por otro lado, el catolicismo ha descendido paulativamente. En vez de abandonar el catolicismo y hacerse agnósticos, los latinoamericanos eligen otra religión. Los países que tienen un mayor aumento del secularismo son Chile y Uruguay, mientras que el descenso de creyentes católicos se extiende por toda la región. 

editorialpaz.orgRedacción- Protestante Digital 

Según un informe de Latinobarómetro, el cristianismo evangélico ha crecido en los últimos dieciocho años en Latinoamérica a medida que el catolicismo ha descendido progresivamente.

El crecimiento económico experimentado en el continente en los últimos años, dice el informe titulado ‘Las religiones en tiempos del papa Francisco’, no ha supuesto una secularización de la sociedad. De hecho, América Latina permanece “creyente”, siendo Chile y Uruguay los únicos países donde se puede palpar un aumento del secularismo.

En total, el catolicismo ha perdido 13 puntos porcentuales en cuanto a creyentes en todo el continente, pasando de un 80 por ciento de la población en 1995 a un 67 por ciento en 2013. Sigue siendo, por lo tanto, la religión con más seguidores en estos países, aunque en casi todos la tendencia es a la baja.

El descenso de creyentes católicos se produce de forma muy acentuada en países como Nicaragua y Honduras, donde pierde una presencia cercana al 30 por ciento. También hay descensos significativos, del 20 al 15 por ciento, en Costa Rica, Uruguay, Chile, Panamá y Brasil. El descenso es más leve, entre el 13 y el 5 por ciento, en El Salvador, Perú, Colombia, Argentina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guatemala y Paraguay. Sólo dos países muestran un aumento de fieles católicos en porcentaje: son República Dominicana (1 por ciento) y México, con un 2 por ciento.

” ‘Estamos entonces frente a un proceso evolutivo donde además de los cambios bruscos en algunos países se está produciendo un cambio intergeneracional, donde disminuyen los católicos al tiempo que aumentan los evangélicos’ “

En todos los países excepto República Dominicana y México, hay una pérdida de fieles al catolicismo que sucede al mismo tiempo que se produce un aumento de los evangélicos. “No se puede decir que sean las mismas personas pero sí es un cambio simultáneo, uno disminuye mientras el otro aumenta”, afirma el informe.

Además la población evangélica del continente es más joven que la católica. “A menor edad mayor cantidad de evangélicos (…) Estamos entonces frente a un proceso evolutivo donde además de los cambios bruscos en algunos países se está produciendo un cambio intergeneracional, donde disminuyen los católicos al tiempo que aumentan los evangélicos”.

Una de las tendencias que apunta el informe, que recoge estadísticas de los últimos 18 años en el continente, es que se produce “una migración de creencias religiosas, que se manifiesta muy fuertemente en algunos países. Esto implica que el proceso de secularización que trae el desarrollo económico no tiene el mismo impacto en América Latina, que el que ha tenido en otras partes del mundo (por ejemplo en Europa)”.

Así, “los que abandonan el catolicismo no se vuelven necesariamente ateos o agnósticos, sino más bien abrazan otra religión”.

 

Leer el artículo aquí