Brazos abiertos a los migrantes

Latinoamérica y El Mundo

Los países latinoamericanos implementan hace años programas de residencia para los migrantes que huyen de la guerra en Medio Oriente. Brasil recibe cerca de 2000 refugiados por año desde 2011, mientras que Argentina y Uruguay también han puesto en funcionamiento planes para facilitarles la llegada. México y Chile se sumarán también a la hospitalidad.

Redacción- Portal del Sur

Ante la crisis migratoria europea, naciones latinoamericanas están implementando planes de residencia para las personas que huyen de la guerra en Siria. Argentina, Brasil y Uruguay ya recibieron a miles de refugiados, mientras que Chile y México analizan diferentes alternativas.

Diferentes países de América Latina se involucran en la crisis que atraviesa el pueblo sirio, por lo que podrían abrirles las puertas a los refugiados, brindar asilo o planes de ciudadanía.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha destacado ayer que su país tiene los brazos abiertos para recibir a refugiados de la guerra. “Quiero reiterar la disposición del Gobierno de recibir a aquellos quienes, expulsados de su patria, quieran venir a vivir, trabajar y contribuir para la prosperidad y la paz de Brasil”, ha afirmado la mandataria en su mensaje anual por el Día de la Independencia.

En un vídeo de ocho minutos divulgado por Internet con motivo de la fiesta nacional brasileña, Rousseff ha dicho que el país suramericano estaba dispuesto a recibir a solicitantes de asilo. “La imagen del niño Aylan Kurdi, de apenas tres años, nos conmovió a todos, y dejó para el mundo un gran desafío”, dijo la presidenta brasileña en referencia al niño sirio que apareció ahogado hace unos días en una playa de Turquía, quien murió ahogado cuando su familia intentaba llegar a Europa tras huir de la guerra en su país.

” Ante la crisis migratoria europea, naciones latinoamericanas están implementando planes de residencia para las personas que huyen de la guerra en Siria. Argentina, Brasil y Uruguay ya recibieron a miles de refugiados, mientras que Chile y México analizan diferentes alternativas “

“Nosotros, en Brasil, somos una nación que fue formada por pueblos de los más diversos orígenes, que aquí vivimos en paz”, ha recordado la gobernante brasileña. Actualmente, los sirios constituyen el grupo más numeroso de refugiados en Brasil. Solo en 2014 fueron acogidos 1.405 ciudadanos provenientes de ese país árabe. Con más de 2.000 refugiados sirios, Brasil es el país de Latinoamérica que más personas de esta nacionalidad ha acogido desde 2011 cuando comenzó  la crisis en Siria, provocada por grupos terroristas que reciben apoyo extranjero con el objetivo de derrocar al gobierno del presidente Bashar Al-Asad.

De acuerdo al opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), la violencia en Siria ha dejado más de 240.000 muertos y el desplazamiento de varios millones.

El sábado pasado, el secretario nacional de Justicia de Brasil, Beto Vasconcelos, declaró que su país tiene planeado simplificar la entrada de los solicitantes de asilo sirios y prometió que su país no se quedará al margen a la hora de ayudar a minimizar el drama de estas personas.

En tanto que el viernes, Rousseff criticó a las autoridades europeas por la crisis migratoria y, en particular, por la muerte del niño Aylan Kurdi en las aguas del Mediterráneo.

Esta tragedia se convirtió en el símbolo del drama de los refugiados sirios y llevó a la comunidad internacional a presionar a los poderes mundiales –que se achacan mutuamente la responsabilidad de esta crisis– a albergar a los sirios que buscan refugio.

Argentina

Alrededor de 100 refugiados llegaron a Buenos Aires desde que se implementó el Programa Siria, diseñado el año pasado para responder a la crisis del país asiático.

En un principio, la iniciativa iba a estar vigente hasta el 21 de octubre próximo, pero la necesidad de miles de personas obligó a las autoridades argentinas a planificar la extensión de ese plazo “mientras persista la situación del conflicto armado y la emergencia humanitaria”, publicó el diario La Nación.

De esta manera, Argentina respondió al llamado realizado en 2014 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que pidió a los gobiernos de la región que facilitaran el acceso de ciudadanos sirios.

En referencia a este tema, el jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, recordó que Argentina tiene una tradición histórica “en facilitar el ingreso de ciudadanos de otros países en situaciones trágicas, como la guerra” y explicó que el programa impulsado por la Dirección Nacional de Migraciones permite “el ingreso a los ciudadanos sirios para, justamente, poder salir de la situación en la que se encuentran”.

Más allá de esta iniciativa oficial, algunas autoridades provinciales también se mostraron dispuestos a recibir a los refugiados. Uno de ellos es el de la ciudad de Pilar, un distrito de 17.000 habitantes en la provincia de Córdoba, que ofreció albergar a 50 familias sirias.

También, la Sociedad Sirio Libanesa de Santiago del Estero abrió un registro para recibir contingentes de ciudadanos sirios que buscan refugio en distintas provincias de Argentina.

” De esta manera, Argentina respondió al llamado realizado en 2014 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que pidió a los gobiernos de la región que facilitaran el acceso de ciudadanos sirios “

“Nos hicimos eco del programa humanitario y solidario del gobierno argentino para abrir los brazos a refugiados sirios y procedimos a la apertura de un registro de familias interesadas a colaborar en esta emergencia”, dijo el presidente de la Sociedad Sirio Libanesa, Eden Habel Sapag.

Tras referirse a la guerra en Siria, indicó que la institución que preside “colaborará en forma permanente como nexo entre familias santiagueñas y refugiados sirios que tengan intenciones de radicarse en nuestra provincia”.

“La colaboración de la que ya recibimos varios ofrecimientos, consiste en ofrecer alojamientos y la entrega de ropas y alimentos en este difícil momento que deben afrontar miles de familias sirias”, añadió.

En diálogo con la agencia argentina Télam, Sapag reveló que en las últimas semanas “se registró el arribo de varios sirios que tienen familiares en Santiago del Estero”. Los ofrecimientos de alojamiento y entrega de ropas y alimentos se reciben en la sede de la Sociedad Sirio Libanesa, ubicada en calle Jujuy 81 de la capital santiagueña.

Uruguay

Cuando aún era presidente José Mujica, Uruguay empezó a recibir a quienes huían de la crisis siria. “Las familias están alojadas en sus domicilios, muchos de sus integrantes trabajando, todos los niños escolarizados”, afirmaron en ese momneto desde el gobierno.

Sin embargo, con la asunción presidencial de Tabaré Vázquez, el 1 de marzo de este año, se repensó la política de asilos y, aunque el canciller, Rodolfo Nin Novoa, afirmara en su momento que no estaba “descartada” la posibilidad de recibir a más refugiados, el programa original se encuentra bajo revisión.

Chile y México

La nación azteca impulsa la llegada de una treintena de estudiantes sirios a través de una iniciativa ciudadana, el Proyecto Habesha, pero aún no se concretó la entrada en el país al no haber obtenido su visa todavía.

Ahora una petición popular a través de la plataforma Change.org con más de 100.000 firmas pide al gobierno de Enrique Peña Nieto que se comprometa a acoger a 10.000 personas de ese país.

Mientras que Chile –según el Ministerio del Interior aceptó la solicitud de refu
gio de apenas 10 sirios– evalúa acoger a más personas próximamente, según una nota oficial.

El ex ministro Sergio Bitar, descendiente de sirios y uno de los impulsores de la recepción de refugiados, dijo que “una cifra mínima propuesta al gobierno fluctúa entre las 50 y 100 familias”

Las claves

Alrededor de 100 refugiados llegaron a Argentina desde que implementó el Programa Siria, diseñado el año pasado para responder a la crisis del país asiático.

Brasil y Uruguay respondieron al llamado realizado en 2014 por Acnur para facilitar el acceso de ciudadanos sirios.

” Chile está evaluando iniciar un plan de refugio a 50 familias, mientras que México impulsa la llegada de unos 30 estudiantes sirios a través de una iniciativa ciudadana “

Chile está evaluando iniciar un plan de refugio a 50 familias, mientras que México impulsa la llegada de unos 30 estudiantes sirios a través de una iniciativa ciudadana, el Proyecto Habesha, pero aún no se concretó la entrada en el país al no haber obtenido su visa todavía.

Europa enfrenta la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 350.000 personas han atravesado el Mediterráneo este año para tratar de llegar a ese continente, según las cifras de las Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 

 

Leer el artículo aquí