El Mercosur bajo fuego cruzado

Latinoamérica
Especial

Hoy se reunirán los representantes del bloque para definir el conflicto alrededor de la Presidencia Pro Témpore de Venezuela. La gestación de esta crisis evidenció la falta de unidad conceptual y de acción de los tres países que orquestaron el aislamiento actual. Brasil, Paraguay y Argentina violaron normas constitutivas. El objetivo geopolítico que guía su modus operandi.

Redacción- Telesur 

Los coordinadores nacionales del Mercado Común del Sur (Mercosur) tratarán este martes, en una nueva reunión en Montevideo, Uruguay, de dar una respuesta definitiva a la polémica de la presidencia pro tempore del organismo, bajo la negativa de Brasil, Paraguay y Argentina, de entregarla a Venezuela.

En la reunión se analizarán cuánto avanzó Venezuela en el proceso para alcanzar la membresía plena, incorporando a su legislación interna las normas del bloque.

De acuerdo con el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, el encuentro de coordinadores del Mercosur será definitivo y que de él saldrá una propuesta para resolver el tema de la presidencia del bloque.

Rubén Armendáriz- Questión Digital

La llamada crisis del Mercosur deja en evidencia varias realidades, y la primera de ellas, es que el imaginario colectivo regional sobre la integración y la soberanía de los pueblos es mucho más fuerte de lo que los think-tanks de la derecha continental -con libreto escrito en Washington y Madrid- y los medios de comunicación hegemónicos creían.

“Todo el mundo habla de la integración latinoamericana, y resulta que aparece la tentación de echar a un país si no nos gusta”, señaló el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Otra realidad, es que si bien toda la “crisis” comenzó con una articulación de la derecha para desestabilizar y derrocar al gobierno constitucional de Venezuela, pero lo que ha hecho es  consolidarlo. Se suman sucesivos fracasos y frustraciones, pese a los denodados esfuerzos del secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro y sus mandantes en el organismo panamericano y, la presión y chantaje permanente de la oposición venezolana. Poco a poco, la tesis mediadora y dialoguista impulsada desde Unasur va sumando adeptos.

” Otro hecho que quedó en evidencia es que si bien pueden seguir el mismo libreto, los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay, no comparten las mismas prácticas, y que, en su ‘apretada’ final, la oposición venezolana sigue perdiendo apoyos para imponer una salida nada democrática para alcanzar el gobierno y el poder “

También, esta “crisis” deja en claro nuevamente el retorno del gobierno golpista brasileño de retomar la política de sumisión a las corporaciones trasnacionales y de querer ocupar un espacio “subimperialista” en el continente, al igual que lo hiciera la dictadura militar desde 1964, ahora de la mano del chantajista canciller José Serra y del poco confiable –para todos- presidente “interino” Michel Temer.

Otro hecho que quedó en evidencia es que si bien pueden seguir el mismo libreto, los gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay, no comparten las mismas prácticas, y que, en su “apretada” final, la oposición venezolana sigue perdiendo apoyos para imponer una salida nada democrática para alcanzar el gobierno y el poder, lo que no han logrado por las vías constitucionales desde 1999.

La añeja estrategia de divide y vencerás fue aplicada nuevamente, como en la época de la conquista. Ya instrumentada por Estados Unidos y la Unión Europa con la Comunidad  Andina de Naciones:  destruyeron el espacio andino de integración, como ahora quieren lograrlo con el Mercosur.

Aislar a Venezuela

Para el juego geopolítico y geoeconómico de la derecha global, la posición soberana de Venezuela en el Mercosur es demasiado peligrosa, sobre todo si la meta  es avanzar en los procesos de extracción de los recursos naturales de la región y el arrebato de la soberanía suramericana. Por ello se le hacía necesario negarle el ejercicio de la Presidencia Pro Tempore del Mercosur en este semestre. Paralizar al bloque es altamente conveniente por no decir esencial a sus intereses .

La violación de las normas fundacionales y reglamentarias del bloque es un hecho inédito y arbitrario que tiene dos grandes objetivos políticos, acosar a la Revolución Bolivariana para devastar y saquear sus recursos, y paralizar el Mercosur para “flexibilizarlo”, para que cada país pueda negociar acuerdos comerciales en solitario, para reeditar la fracasada (en 2005) política hacia una zona de libre comercio en donde todos puedan celebrar tratados de libre comercio bilaterales, sin necesidad de consenso del resto de los socios, decisiones que, según las normnativas, deben tomarse por consenso de todos los miembros del bloque.

Con el ingreso de Venezuela en 2012, Mercosur pasó a ser la quinta economía del mundo cuando ingresó Venezuela en 2012.

Cuando en la OEA el plan de aislar a Venezuela se había fraguando, el gobierno paraguayo pasó a ser la punta de lanza de la región para complacer los planes imperiales. Sobre un concepto de democracia atado a sus intereses, insistió primero en la OEA y luego en Mercosur en aplicar la Carta Democrática de la organización panamericana primero y el Protocolo de Ushuaia de 1998 del bloque mercosureño luego, que establece la posibilidad de suspender a un Estado miembro (solo) ante la ruptura del orden democrático.

” Mercosur nunca ha sido homogéneo, sino que se trata de  la confluencia de una gran diversidad de pensamiento ideológico, político, cultural y económico, una construcción colectiva con grandes contradicciones, pero con la convicción de que es absolutamente esencial para todas las naciones de la región fortalecerse, unirse “

Cabe recordar que en el Paraguay de hoy, al igual que cuando la dictadura stronista (de la cual fue servidor el actual canciller “anticomunista” Eladio Loizaga), se atropella y criminaliza a los campesinos sin tierras, como en el caso de la masacre de Curuguaty, que sirvió para generar el golpe parlamentario exprés contra el presidente Fernando Lugo. En la Argentina de Mauricio Macri se mantiene encarcelada a la líder popular y diputada al Parlasur Milagro Salas y a otros 11 presos politicos, se persigue a la líder de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

Y es peor, mientras el presidente Mauricio Macri pone en duda el número de desaparecidos durante la última dictadura, el gobierno dicta una licencia para que al menos 50 militares de la pasada dictadura cívico-militar, condenados por crímenes de lesa humanidad, continúen las sentencias de prisión en sus propios domicilios, loq eu ha despertado la indignación y protesta general.

Mercosur nunca ha sido homogéneo, sino que se trata de  la confluencia de una gran diversidad de pensamiento ideológico, político, cultural y económico, una construcción colectiva con grandes contradicciones, pero con la convicción de que es absolutamente esencial para todas las naciones de la región fortalecerse, unirse para poder alcanzar un papel influyente en el mundo y negociar, competir en igualdad de condiciones, con las demás potencias y bloques de naciones.

Quizá uno de los hechos más significativos de la falta de unidad conceptual y de acción de los tres países que han negado el ejercicio de la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela, la ha dado esta semana el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Henry Ramos Allup, quien calificó de hipócrita y “micro” al presidente de Argentina, Mauricio Macri, luego que su canciller Susana Malcorra  se inclinara por el diálogo en Venezuela en vez de aplicar la Carta Democrática.

” Quizá uno de los hechos más
significativos de la falta de unidad conceptual y de acción de los tres países que han negado el ejercicio de la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela, la ha dado esta semana el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Henry Ramos Allup, quien calificó de hipócrita y “micro” al presidente de Argentina”

“Creíamos otra cosa después (de) declaraciones sobre Venezuela (por parte de) Macri recién electo. Cristina al menos no era hipócrita”, expresó el parlamentario venezolano, a través de su cuenta en twitter.

Este miércoles, Argentina presentó en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) una propuesta de diálogo para solucionar la crisis en Venezuela, planteamiento que sepultó la convocatoria de Luis Almagro de aplicar la Carta Democrática Interamericana.

“Hay que recorrer un camino muy fino en esta cuestión. Lo que necesitan los venezolanos es que las partes se sienten y encuentren una fórmula que los lleven a resolver sus problemas internos y sus diferencias”, expresó la canciller argentina, Susana Malcorra. Es cierto: la postura argentina en la OEA dista mucho de lo afirmado por Macri en su campaña electoral, pues en varias ocasiones prometió solicitar la Carta Democrática contra Venezuela.

La indignación de Ramos Allup explotó en un segundo mensaje: “Después del cambiazo (…) escribiremos ‘micro’ en vez de Macri”.

Patricio Montesinos- Cubadebate (Cuba)

El Mercado Común del Sur (MERCOSUR), una organización integracionista y autóctona de la Patria Grande, está hoy bajo fuego cruzado de Estados Unidos y sus tres principales regímenes aliados en nuestra región, los de Brasil, Argentina y Paraguay.

Recientes revelaciones del canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, sobre el intento del gobierno ilegitimo brasileño de Michel Temer de tratar de impedir que Venezuela asumiera la presidencia pro tempore del Mercosur, evidenciaron los claros objetivos de Washington de destruir esa entidad económica-comercial, hasta ahora bajo preceptos solidarios y de cooperación mutua.

Nin Novoa denunció que el régimen golpista de Temer, en componenda con sus similares de Argentina, Mauricio Macri, y de Paraguay, Horacio Cartes, quisieron comprar a las autoridades de Montevideo, por supuesto, para cumplir claras instrucciones de la Casa Blanca.

Las declaraciones del jefe de la diplomacia uruguaya pusieron al descubierto una vez más los planes actuales de Estados Unidos en la Patria Grande: continuar cercando a la Revolución Bolivariana, y demoler las organizaciones autóctonas como el MERCOSUR, la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

” Recientes revelaciones del canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, sobre el intento del gobierno ilegitimo brasileño de Michel Temer de tratar de impedir que Venezuela asumiera la presidencia pro tempore del Mercosur, evidenciaron los claros objetivos de Washington de destruir esa entidad económica-comercial, hasta ahora bajo preceptos solidario “

Temer, Macri y Cartes conforman una “triple alianza golpista” en Latinoamérica, como la denominó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, encargada de materializar los planes de Washington de desunir a cualquier precio a Nuestra América.

Maduro aseguró que defenderá el MERCOSUR de los ataques perpetrados por Brasil, Argentina y Paraguay, como parte de la arremetida que la derecha recalcitrante escenifica actualmente desde el sur del Rio Bravo y hasta la Patagonia, con el aliento y el financiamiento de la Casa Blanca y el Pentágono.

Agradeció asimismo al presidente Tabaré Vázquez y al pueblo uruguayo por toda la fuerza moral que han demostrado, ante los ensayos persistentes de arruinar al MERCOSUR desde adentro y agredir a Venezuela.

El ejecutivo ilegítimo brasileño de Temer, la dictadura macrista y Cartes, quien recordamos llegó al poder en Asunción tras el “golpe blando” al exmandatario Fernando Lugo, han sido entrenados por la administración norteamericana para truncar los procesos de integración en Nuestra América.

Igual, con opositores construidos en Venezuela y en otras naciones como Bolivia y Ecuador, son los encomendados a pretender frenar todos los procesos revolucionarios en Latinoamérica y revertir la correlación de fuerzas a favor de los intereses imperiales de Estados Unidos en su otrora traspatio.

Leer el artículo completo de Telesur aquí 

Leer el artículo completo de Questión Digital aquí 

Leer el artículo de Cubadebate aquí