Masacre en Veracruz: asesinados a tiros en un cumpleaños

Unas trece personas, incluido un bebé, fueron asesinadas a tiros durante una fiesta de cumpleaños. El brutal asesinato ocurrió el viernes a la noche, en el estado de Veracruz, uno de los más violentos de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió reforzar la seguridad con mayor presencia del Ejército y la Marina Armada en la zona. «Lamento mucho lo que sucedió en el municipio de Minatitlán y lo que ha venido pasando también en otras partes. Solo quiero decir que vamos a garantizar la paz en Veracruz, es mi compromiso», aseguró esta mañana.

Según las primeras investigaciones, los asesinos que irrumpieron en la fiesta pertenecen a una de las mafias que se disputan en Veracruz las rutas del narcotráfico, el robo de combustible y las extorsiones y secuestros. «Vamos a reforzar con más elementos de la secretaría de Marina y del Ejército en el estado de Veracruz, los vamos a hacer en todo el país», dijo López Obrador, quien planea visitar Minatitlán el viernes.

«Sentí la pistola en mi cabeza, el tipo me apuntó. Yo me agaché y no me disparó», contó una mujer de 50 años que se encontraba en la fiesta. Otra joven, cuyo hermano fue asesinado, aseguró que «eran como seis sujetos que llegaron disparando a todos. Vieron que uno tenía un bebé en los brazos y aún así le disparaban y le disparaban».

El fin de semana, se conocieron cifras récord de violencia en ese país: el primer trimestre del año terminó con 8.493 homicidios dolosos, lo que representa un aumento de casi el diez por ciento con respecto al año pasado. En el mismo período de 2018 se registraron 7.750 homicidios.  El año pasado terminó con 33.518 asesinatos, la cifra más alta desde que se inició el registro en 1997.

«¿Qué estamos haciendo en materia de violencia? Estamos estabilizando, empezando a estabilizar, que ya no continúe la tendencia al crecimiento en violencia, y yo considero que nos va a llevar algún tiempo», argumentó López Obrador, tras las críticas.

El presidente defendió su estrategia de seguridad, que consiste en facilitar a los jóvenes mejores oportunidades, crear una Guardia Nacional con mando militar y combatir la corrupción.

El gobierno de México emprendió a finales de 2006 una polémica e intensa ofensiva militar para enfrentar a las mafias. Desde entonces, cerca de 250.000 personas han sido asesinadas, según datos oficiales que no precisan cuántas de esas víctimas están vinculadas a la lucha contra el crimen organizado. Además, más de 40.000 personas están desaparecidas.