Más de 500 artistas brasileños contra el negacionismo del gobierno de Bolsonaro

Referentes como Caetano Veloso y Chico Buarque firmaron un manifiesto de repudio a las declaraciones de la secretaria nacional de Cultura, la ex actriz Regina Duarte, quien desdeñó de las muertes ocurridas en la dictadura militar. La funcionaria, en línea con Bolsonaro, también minimizó la pandemia del coronavirus.

Artistas, escritores, músicos, productores e intelectuales defendieron en el documento la democracia y «la independencia de las instituciones», al tiempo que rechazaron la tortura perpetrada durante el régimen militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

Regina Duarte, a cargo hace dos meses de la Secretaría Especial que relevó al extinto Ministro de Cultura de Brasil, minimizó los asesinatos y torturas llevados a cabo durante la dictadura. En una entrevista con la cadena CNN Brasil, la secretaria afirmó que «hay que mirar hacia delante», «amar el país» y no «cobrar cosas que han pasado en los años 1960, 1970, 1980». También llegó a entonar al aire parte de la marcha con la el gobierno militar celebraba las victorias de la selección brasileña en el Mundial de fútbol de 1970.

Durante el reportaje, Duarte además le restó importancia a la pandemia de coronavirus en Brasil, que ya dejó más de 11 mil muertos. La funcionaria opinó que la enfermedad trajo «una morbilidad insoportable» al país y que «quien se queda arrastrando filas de ataúdes no vive».

Las declaraciones de la secretaria, generaron un aluvión de críticas de diversos sectores de la sociedad, que culminaron en la publicación del manifiesto. «Somos parte de la mayoría que entiende la gravedad del momento que vivimos y pedimos respeto a los muertos y a quienes luchan por la supervivencia en el país devastado por la pandemia y por la nefasta ineficacia del poder público», señalaron los artistas.

Agregaron que no toleran «los crímenes cometidos por cualquier Gobierno», repudian «la corrupción y la tortura» y no desean «el regreso de la dictadura militar». «Somos parte de la mayoría que no acepta los ataques reiterados al arte, a la ciencia y a la prensa, y que no admite la destrucción del sector cultural o cualquier amenaza a la libertad de expresión», añadieron.

Los artistas expresaron que pertenecen a «la mayoría que repudia las palabras y actitudes de Regina Duarte como Secretaria de la Cultura». «Ella no nos representa», concluyeron.

Una seguidilla de frases cercanas al nazismo

Duarte, conocida como la «novia de Brasil» y quien cuenta con una larga carrera en el mundo del teatro y la televisión, aceptó a finales de enero relevar en el cargo a Roberto Alvim, destituido luego de citar en un video institucional al ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels.

Curiosamente, no es el primer caso en el que funcionarios del ultraderechista Jair Bolsonaro deben despegarse del uso de frases del nazismo.

Hace unas semanas, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, fue instado a retratarse ante la comunidad judía del país por haber comparado las medidas de aislamiento social impuestas por los gobernadores del país para frenar el coronavirus con los campos de concentración nazis que mataron a millones de judíos.

Y este domingo, el titular de la Secretaría de Comunicación de Brasil, Fabio Wajngarten, tuvo que defenderse en sus redes sociales de una polémica generada por supuestamente haber utilizado una expresión similar a un eslogan nazi en un vídeo institucional del Gobierno de Jair Bolsonaro.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia compartió en sus redes sociales este fin de semana una pieza institucional para divulgar las principales acciones adoptadas por el Gobierno brasileño para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Sin embargo, el video desató la polémica en el país al enseñar el eslogan «El trabajo, la unión y la verdad liberarán a Brasil», que fue comparado por muchos a la inscripción nazi «El trabajo libera», encontrada en el campo de concentración de Auschwitz.