"No voy a hacer campaña"

Bolivia

El presidente Evo Morales aseguró en su paso por Alemania que no es él quien pidió la reforma de la Constitución para permitir su segunda reelección, sino que fueron los sectores campesinos e indígenas. Además, hablo de la situación económica del país e hizo un balance muy positivo de su primera visita al país europeo. Sus razones para aceptar la modificación. 

María Laura Aráoz- La Razón (Bolivia) 

El Mandatario de Bolivia defendió ayer la reforma de la Constitución para permitir su segunda reelección y alegó que un cambio de gobierno echaría por tierra los logros obtenidos en sus más de nueve años de gestión. El gobernante conversó ayer con la agencia DPA en Hamburgo. En la entrevista reveló que está a punto de cerrar un acuerdo con una empresa alemana para el tren urbano de Santa Cruz. Incluso ofreció facilidades para desarrollar el tren bioceánico.

El presidente Evo Morales se va satisfecho con su primera visita a Alemania, según el balance que trazó ayer en una entrevista con DPA (la Agencia Alemana de Prensa) en Hamburgo. El Mandatario cerró el lunes en Berlín dos convenios de cooperación y anunció ayer el cierre de acuerdos en materia de energías renovables, en concreto de energía eólica, e infraestructura.

Durante un corto descanso en la residencia oficial de huéspedes de Hamburgo, una casona señorial con una vista panorámica al lago Alster, Morales defendió también la reforma constitucional que le permitirá asumir un cuarto mandato y advirtió que sin continuidad se paralizarían los logros de sus más de nueve años de gestión.

— ¿Qué resultados se lleva usted de esta visita a Alemania?

— Está en debate esta transferencia de la tecnología eólica. Estoy impresionado, esta mañana en el tren (de Berlín a Hamburgo) tuve una reunión con cinco o seis empresas bajo la coordinación del Viceministro de Transportes.  Le adelantaré que está casi garantizado y con financiamiento que una empresa nos va a prestar servicio para el tren urbano para Santa Cruz. Tenemos reservados como $us 700 millones. Si El Alto y La Paz van a tener el teleférico, Cochabamba y Santa Cruz van a tener el tren urbano. El interés va a ser de 1,33%, no es nada.

También estamos debatiendo el tema eólico. Todo el mundo habla de que el (sistema) de Alemania es el mejor (…). Es nuestra obligación adquirir la mejor tecnología. Hemos empezado generando tres megavatios, ha resultado muy bien. Ahora estamos instalando para generar 50 megavatios y el próximo año queremos generar 200 megavatios con el sistema eólico alemán. Mi pedido ha sido que nos den crédito, pero con cero por ciento de interés (…). Una delegación va a ir en enero a Bolivia para concretar el tren. Además, si a Alemania le saliese caro el tren interocéanico, ellos instalarían un ensamblado de rieles, de vagones en Bolivia, para toda Sudamérica.

— Usted ganó las elecciones con más del 61%, pero quedó un porcentaje que no lo votó, que no necesariamente es de derecha o anti Evo. ¿Cómo hace para convencer o para ganar a ese electorado en el tema de la nueva reelección?

— No me corresponde a mí. Yo no estoy proponiendo modificación para la reelección, la están pidiendo los movimientos sociales, es su tarea hacer campaña y no corresponde al Presidente. Me han pedido: Métase en la campaña. Yo le dije al gabinete: No voy a hacer campaña porque no estoy proponiendo la reelección.

Sí acepté la modificación y por dos razones, una por la Agenda 2025 (…). Varios sectores campesinos e indígenas querían una modificación por tiempo indefinido, eso han planteado y algunos han dicho que hasta 2025. En las comunidades rurales han decidido una reelección indefinida.

Con Álvaro (García Linera), el vicepresidente, aceptaremos, si se da, hasta 2025. Primero hay que cumplir con la agenda patriótica, la del Bicentenario, y segundo, también por estas grandes inversiones (que estamos haciendo), porque con el cambio (de Gobierno) todo está mal y todo se paraliza, se sabe muy bien eso. Esos dos temas nos han animado a aceptar solamente hasta 2025 y no a una reelección indefinida.

— Respecto a la caída de los precios de las materias primas, ¿cómo va a hacer usted subsanar la falta de ingresos para que no peligren los logros sociales?

— Dos respuestas. Si Bolivia ya ha estado en semejante crisis, cómo nos hemos salvado. Ya estando de Presidente nos afectó la crisis financiera de Estados Unidos vía Brasil, 2008-2009. La hemos sentido, nos hemos organizado, pero hemos aprendido. Ahora, respecto a los precios de los recursos naturales, vamos a perder en Bolivia más de $us 3.000 millones. Nos afecta, pero no decide nuestro futuro. Cuando llegamos, la inversión pública era de $us 600 millones, para este año, más de $us 7.000 millones. Cuando llegamos, la renta petrolera sin la modificación de la ley de hidrocarburos era de $us 300 millones.

Con bloqueos, cortando caminos, parando, hemos hecho modificar la ley y fueron $us 600 millones de renta petrolera. Después de la nacionalización el año pasado llegamos a $us 5.500 millones. Ahora va a bajar a 3.500. De $us 600 millones de renta petrolera a 3.500. Antes era el 82% para la petrolera y el 18% para Bolivia. Ahora, 82 hasta 85% para Bolivia y 15% para las petroleras. Es la nacionalización. Nos afecta (la reducción de precios), pero no decide el futuro económico de Bolivia.

Leer el artículo aquí