Marchas, cacerolazos y bocinazos contra Manuel Merino y a favor de Martín Vizcarra

Al menos unos 5.000 manifestantes desafiaron a la pandemia este miércoles por la noche y marcharon contra el nuevo presidente de Perú, Manuel Merino, y en apoyo al mandatario saliente Martín Vizcarra. Cacerolazos en balcones y bocinazos de vehículos terminaron de configurar el escenario de otro día de protestas tras el cambio de mando. 

Aunque los cacerolazos ya se escucharon desde el lunes, después de que el Congreso destituyera a Vizcarra por “incapacidad moral“, estos se sintieron este miércoles con mayor fuerza en distintos distritos de Lima, donde grupos de ciudadanos mantienen una activa movilización en rechazo a la situación política en su país.

Con carteles donde se leía “Merino no nos representa” y “Merino no es mi presidente”, los manifestantes, en su mayoría jóvenes, marcharon cantando al ritmo de tambores. Las marchas pacíficas se realizaron en el centro histórico de Lima y en el distrito de Miraflores.

En general, los manifestantes llevaban tapabocas y mantenían una distancia física mayor a un metro para cumplir la norma de las autoridades y no dar pie a eventuales detenciones por la policía. Las protestas se convocaron a través de las redes sociales Twitter, Tik Tok y Facebook. 

En Miraflores, la nutrida marcha recorrió la avenida principal del distrito y el parque central bajo fuerte resguardo policial. En forma paralela, más de 3.000 manifestantes ocuparon la plaza San Martín, epicentro de las  manifestaciones políticas en el centro de Lima. 

Las marchas se extendieron también a otras zonas de la capital, como el distrito de San Miguel, según imágenes difundidas por las redes sociales.

Las primeras medidas de Merino 

Merino designó en la mañana al conservador Antero Flores-Aráoz, un político duro, como primer ministro. “Hemos aceptado el reto de asumir la Presidencia del Consejo de Ministros. Hago un llamado a la unidad nacional. Vamos a cumplir con el cronograma electoral, reactivar la economía y darle la tranquilidad a la ciudadanía frente a la pandemia”, anunció Flores-Aráoz en su cuenta de Twitter.

El gabinete ministerial que encabeza se designará en las próximas horas y juramentará el jueves.

Las miradas están puestas en quiénes ocuparán las carteras de Economía y Salud, dos cargos que a raíz de la devastadora pandemia cobraron hoy más que nunca un rol clave en la gestión gubernamental.

La economía peruana entró en recesión por el confinamiento que semiparalizó la producción, y se proyecta que cerrará 2020 con una caída del 12,5%. La cuarentena dejó a su vez más de 2,5 millones de desocupados por la quiebra de negocios.