Marcha atrás en Paraguay: más restricciones y suspensión de las clases presenciales

El gobierno de Paraguay reforzó el lunes las restricciones a la circulación nocturna y suspendió las clases en 24 ciudades declaradas como zona roja por el aumento de contagios de coronavirus. El colapso del sistema sanitario en el país, que signaron los  últimos días, generó duras críticas contra el presidente Mario Abdo Benítez.

La restricción a la libre circulación de las personas regirá desde el próximo jueves hasta el 4 de abril entre las 20 y las 5, cuatro horas más que la actual prohibición. Las clases presenciales en escuelas y universidades serán suspendidas también hasta el 4 de abril. 

“Son 24 ciudades que fueron declaradas en zona roja y donde se deben cumplir varias medidas de aislamiento”, informó en una conferencia de prensa el ministro de Salud, Julio Borba.

“Las proyecciones de contagio no son buenas, los casos se cuadruplicaron, el sistema hospitalario se encuentra colapsado; analizaremos si tomamos otras restricciones en Semana Santa”, agregó.

Sin embargo, se acordó una excepción para el sector gastronómico:los restaurantes podrán permanecer abiertos hasta la medianoche y los clientes podrán circular hasta una hora después, siempre que lleven la factura como comprobante.

Paraguay cruje por la pandemia 

La escasez de medicamentos básicos para terapia intensiva, la falta de vacunas y las denuncias de corrupción motivaron hace pocos días varias movilizaciones que reclamaron la renuncia del presidente Mario Abdo Benítez.

La oposición, minoritaria en el Congreso, se propone presentar esta semana un pedido de juicio político contra el mandatario.

Con siete millones de habitantes, Paraguay acumulaba desde el comienzo de la pandemia 180.014 casos, de los cuales 27.109 personas tenían la infección activa y 3.476 fallecieron por la enfermedad, y actualmente tiene un promedio de alrededor de 2.000 nuevos contagios por día, según el último balance del Ministerio de Salud.