Magnicidio en Haití: mataron a cuatro sospechosos y otras dos personas fueron detenidas

En medio de la conmoción por el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, la Policía local confirmó que en las últimas horas identificó a los presuntos autores del crimen. “Cuatro mercenarios fueron abatidos, dos puestos bajo nuestro control y tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados”, señaló el miércoles por la noche el director general de la fuerza, León Charles.

De acuerdo a las fuentes policiales, los implicados en el magnicidio “fueron interceptados por la Policía Nacional en Pelerin poco después de las 6 pm” (hora local).

El presidente de Haití fue asesinado este miércoles durante la incursión de un grupo de personas armadas en su residencia privada en Puerto Príncipe, un magnicidio que desestabilizó la ya frágil situación política del país caribeño.

El primer ministro interino, Claude Joseph, asumió el poder tras la muerte de Moïse, declaró el estado de sitio durante 15 días y garantizó que la situación del país está “bajo control”, para lo que ordenó desplegar a la Policía y a las Fuerzas Armadas, que lograron interceptar a varios de los asaltantes.

El embajador de Estados Unidos en Haití, Bochhit Edmond, sostuvo que los magnicidas fueron “mercenarios profesionales” disfrazados de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA).

No se reveló ninguna información sobre la identidad o las motivaciones de los atacantes, que según el primer ministro, Claude Joseph, eran “extranjeros que hablaban inglés y español”.

Qué dijo el Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunirá el jueves para tratar la situación en Haití, exigió que los responsables del asesinato “sean rápidamente entregados a la justicia”.

El Consejo de Seguridad llamó “a todas las partes a mantenerse en calma, ejercer la moderación y evitar cualquier acción que pueda contribuir a más inestabilidad”, según la misiva que también expresó su “firme apoyo al diálogo”.

En el mismo texto, los miembros del Consejo de Seguridad reclamaron ” a todos los actores políticos de Haití a abstenerse de cualquier acción violenta y de incitación a la violencia”.

Los primeros resultados del informe forense

El juez de paz encargado del informe forense., Carl Henry Destin. dijo al diario “Le Nouvelliste” que el cadáver de Moïse tenía doce orificios realizados con armas de gran calibre y también de 9 milímetros.

“Lo encontramos acostado boca arriba, pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”, relató el juez de paz.

El responsable de levantar el cuerpo dijo que aparte de Moise, la única persona que resultó herida fue su mujer Martine, que está hospitalizada en Miami, Estados Unidos.

La hija de la pareja estaba en la misma estancia que sus padres en el momento del ataque, pero consiguió esconderse en la habitación de su hermano, que también resultó ileso.

Autoridades haitianas informaron el miércoles de que los dos hijos de Moïse se encontraban en lugares seguros, pero no habían aclarado su estado de salud.