Machismo en un concejo deliberante de Brasil: eligieron a la vicepresidenta “por su belleza”

Un escándalo desnudó el machismo político en un pequeño municipio del sur de Brasil, cerca de la frontera con Argentina y Uruguay, cuando los integrantes del Concejo Deliberante de la ciudad de Canguçú eligieron a la única mujer del pleno como vicepresidenta segunda “por su belleza” y para “embellecer la política”. “No es un concurso de belleza, estoy ahí para trabajar por el municipio”, criticó la concejala.

El caso ocurrió en el pequeño municipio del estado de Río Grande do Sul, donde en la votación de autoridades del Poder Legislativo de Canguçú fue elegida vicepresidenta segunda Iasmin Roloff, del Partido de los Trabajadores (PT), la única mujer del Concejo Deliberante local.

En la sesión, tres concejales del partido oficialista votaron por la dirigente del PT bajo el argumento de que Roloff “debe embellecer la política y el Concejo Deliberante”, además de por ser la única mujer y, con 24 años, la más joven del legislativo local.

“Emocionalmente estoy muy afectada. No fue una falta de respeto a mí, sino a todas las mujeres. Todavía estoy digiriendo y encontrando fuerzas para seguir con la frente alta pero me hizo muy mal. No puedo bajonearme porque hay mucha gente que confía en mi trabajo”, dijo la concejala del partido fundado por el expresidente y favorito para recuperar el Gobierno Luiz Inácio Lula da SIlva.

Roloff no solo es la única mujer y la persona más joven del cuerpo, sino que es la única representante de un partido de izquierda en el municipio. El sur de Brasil es la principal región de apoyo al presidente Jair Bolsonaro.

El futuro sobre si aceptar o no el cargo para el fue electa sin haberse presentado será debatido con la conducción del PT local.

Para decidir las otras autoridades, el líder del bolsonarista Partido Progresista (PP), Francisco Vilela, argumentó que su partido históricamente “vota a las damas” y propuso a la única concelaja como vicepresidenta segunda de la mesa directora.

Lo secundó Arion Braga, también del PP: afirmó que había que “embellecer” la política y dar un “toque femenino”. Coincidieron con él otros dos concejales: Oraci Teixeira, del Partido Socialista Brasileño (PSB), que en Río Grande do Sul está en alianza con los conservadores, y Silvio Neutzling, del Movimiento de la Democracia Brasileña del expresidente Michel Temer.