LULA LIBRE: la justicia brasileña autorizó la liberación del expresidente

La justicia brasileña autorizó este viernes la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple desde abril de 2018 en Curitiba una pena de 8 años y 10 meses de cárcel por una causa que aún tiene recursos pendientes. La noticia fue recibida con euforia entre sus seguidores y simpatizantes, que se abrazaron, festejaron y cantaron en el campamento montado frente a la sede de la Policía de Curitiba. Según trascendió, lo primero que hará Lula al salir será dirigirse a la vigilia para agradecer el apoyo y luego viajará a Santiago.

Un juez de ejecución de penas determinó que ya «no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia», después que la corte suprema decidiera el jueves que nadie puede ser encarcelado mientras tenga recursos legales disponibles.

Uno de los abogado de Lula había afirmado más temprano que no había motivos para demorar la liberación. «Esperamos que expida de inmediato la orden de liberación, porque no hay ninguna razón para aguardar cualquier otro trámite», declaró Cristiano Zanin, tras entregar el pedido a la juez de ejecución de penas.

Frente a la Superintendencia de la Policía Federal, varias decenas de personas volvieron a corear por la mañana «¡Buen día presidente!», con la esperanza de que sea la última vez que cumplen ese ritual cotidiano.

«Esperamos que Lula salga de la sala donde está secuestrado hace 580 días, camine en medio del pueblo y venga a la vigilia, le dé un abrazo al pueblo y que nosotros podamos abrazarlo para compartir este momento especial de conquista de su libertad», sostuvo Roberto Baggio, coordinador del campamento «Lula libre».

«¡Mañana te voy a buscar! ¡Espérame!», tuiteó en su cuenta @JanjaLula, la novia de Lula, cerca de la medianoche del jueves.