Luego del consejo de la CIDH, Ortega liberará a los opositores presos

El presidente Daniel Ortega se comprometió a excarcelar a los opositores detenidos en las últimas protestas en su contra, en el marco del paro nacional convocado por empresarios y detractores a su gobierno. Poco antes, la Corte Interamericana de Derechos Humanos lo había exhortado a tomar medidas para proteger la vida, salud e integridad física de las personas arrestadas. La oposición, con desconfianza, pidió a Ortega «muestras concretas» de que cumplirá con sus promesas.

Ortega divulgó hoy un «plan de trabajo» en el cual planteó «la liberación definitiva a más tardar el 18 de junio» de los 336 opositores que fueron enviados a arresto domiciliario desde febrero pasado. Lo hizo después de que la oposición, agrupada en la Unidad Nacional Azul y Banco (UNAB), llamara una huelga general para mañana como una «acción pacífica y éticamente correcta para presionar por la liberación de los presos».

La propuesta oficial descarta la demanda opositora de adelantar los comicios, y en su lugar plantea «continuar con la OEA el proceso de fortalecimiento institucional electoral (…) para las futuras elecciones generales del 2021». Centenares de personas fueron detenidas por participar en las protestas contra Ortega, iniciadas el 18 de abril del año pasado.

Daniel Esquivel, del Comité de Presos Políticos, consideró que el gobierno no ha tenido voluntad de liberar a presos, por lo que «no hay que creerle hasta que lo haga». La huelga fue propuesta luego de que los opositores se retirarán del diálogo con el gobierno en protesta por la muerte a tiros del opositor Eddy Montes en la cárcel La Modelo, y por los abusos que sufren los presos.

En ese marco, la CIDH advirtió que se estaba ante “una situación de extrema gravedad” y, por lo tanto, reclamó al gobierno la “necesidad urgente de adoptar las medidas necesarias para evitar daños irreparables a los derechos a la salud, vida e integridad personal» de los opositores, «donde quiera que se encuentren».

La lista incluye a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, del clausurado canal 100% Noticias, al líder estudiantil Edwin Carache, el dirigente campesino Medardo Mairena, la comerciante Irlanda Jerez y la estudiante de origen belga Amaya Coppens.

También a Kevin Espinoza, Cristian Fajardo, Yubrank Suazo, Mario Lener Fonseca, Ricardo Baltodano, Olesia Muñoz, Jaime Ampié, Julio Ampié, Reynaldo Lira, Tania Muñoz y María Adilia Peralta. Los últimos cinco fueron excarcelados este lunes y se mantienen bajo prisión domiciliar.

Para los que continúan encarcelados, el presidente de la Corte IDH, Eduardo Ferrer, pidió que el gobierno nicaragüense «evalúe, de manera inmediata, el otorgamiento de medidas alternativas a la privación de libertad, de conformidad con su normativa interna y los estándares interamericanos».