Los súper ricos de América Latina: ¿cómo se distribuye la riqueza y dónde se concentra más?

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)Chile fue el país de América Latina que concentró el mayor nivel de patrimonio entre las personas “ultrarricas” con relación al tamaño de su economía. 

Basándose en datos de la revista Forbes, especializada en el mundo de los negocios y las finanzas, la Cepal concluyó además que el porcentaje del patrimonio conjunto de los chilenos era equivalente a un 16,1 % del Producto Bruto Interno (PBI).

Estos cálculos solo se realizaron con los “milmillonarios”. Es decir, aquellos que tienen un patrimonio de al menos USD 1000 millones. A nivel mundial, en esta categoría hay 2755 personas, y quien lidera la lista es Jeff Bezos, seguido de Elon Musk y Bernard Arnault

Por contraposición, en Latinoamérica, solamente hay 104 ultrarricos, de los cuales nueve son chilenos cuyas fortunas se encuentran concentradas en los sectores de finanzas, minería, forestal y retail. Esto deja al descubierto el grado de desigualdad existente en el país: según un informe ejecutado por World Inequality Report de 2022, el 1 % de la población más rica de Chile concentra el 49,6 % de la riqueza total del país.

¿Qué es el impuesto a los súper ricos?

El presidente electo de Chile, Gabriel Boric, cuando asuma su mandato el 11 de marzo, pondrá en marcha un programa de gobierno que incluye la finalización del actual sistema de pensiones, un aumento en los impuestos para crear un Estado de bienestar y una transformación del sistema de salud. 

Para poder financiar estos planes, Boric propuso una reforma tributaria “con gradualidad y responsabilidad fiscal”, en la que aspira a recaudar un 5 % del PIB durante su mandato.

La importancia de la investigación

En el documento, la Cepal indicó que la “medición de la riqueza no solo importa por el efecto coyuntural de la pandemia, sino principalmente porque permite aproximarse a los factores estructurales que inciden en la reproducción de la desigualdad en el tiempo”. “La riqueza es menos sensible a las modificaciones en el mercado laboral que el ingreso y presenta una mayor permanencia en el tiempo”, concluyó.