Los perjuicios de negar el racismo en Brasil

La pobreza brasileña tiene “color”, según afirma la antropóloga Carmela Zigoni. Evalúa que es nefasto negar el racismo en el país dado que invisibiliza “desigualdades profundas vividas por negros y negras” cotidianamente. Analiza esta problemática a raíz del Día de la Consciencia Negra, que se celebra el 20 de noviembre.

Adital (Brasil)

“Esto termina escondiendo mecanismos de exclusión sistemáticos, de discriminación de poblaciones negras enteras, sea en el mercado de trabajo, en la televisión o en otros medios. La teoría de la ‘democracia racial’ sirvió sólo para reforzar las desigualdades sociales después de la abolición de la esclavitud en 1888: a los negros y negras les fue negado el acceso a la tierra, a la educación, al trabajo, a la salud y, principalmente, a la dignidad”, manifiesta Zigoni, asesora política del Instituto Nacional de Estudios Socioeconómicos (Inesc).

 

“Vea, recientemente, el caso de los médicos cubanos, cuando algunas personas pusieron en duda la competencia de esos profesionales debido al hecho de ser negros. Tenemos una deuda histórica con la población negra y las acciones afirmativas apuntan a corregir esa perversidad. Además, las encuestas demuestran que los alumnos del sistema de cupos tienen rendimiento igual o superior a los alumnos que entran en la universidad a través del examen de ingreso. Las cupos son legítimos y deben ser ampliadas en Brasil”.

 

Leer artìculo completo aquí