Los pañuelos por el aborto legal recorren toda América Latina

Latinoamérica

Verde, rosa, rojo, blanco y hasta amarillo, el símbolo del pañuelo como lucha por la legalización del aborto hermanó las luchas de las mujeres por la conquista de un nuevo derecho. Inspirados en la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito argentina, que hace años usa el pañuelo verde como símbolo de su lucha, el resto de Latinoamérica incorporó el distintivo adaptado a la tradición local.

“¡Alerta! ¡Alerta que camina! Mujeres feministas por las calles de Argentina. Y tiemblan. Y tiemblan los machistas. ¡América Latina será toda feminista!”, dice una de las rimas que suena fuerte en cada marcha organizada por el movimiento de mujeres. Lejos está de ser sólo una consigna: tanto la lucha por el derecho al aborto legal como las masivas marchas para pedir Ni Una Menos se extendieron más allá de las fronteras y fueron replicadas en otros países del continente.

Ahora Argentina atraviesa un debate histórico, con vigilias y movilizaciones masivas, para lograr que el proyecto que propone la interrupción voluntaria del embarazo se convierta en ley. Producto de alianzas transversales y de una participación social sin precedentes, el proyecto logró media sanción en la Cámara de Diputados. Pero aún falta el voto de la Cámara Alta, tradicionalmente más conservadora que la anterior.

Desde que las madres y abuelas lo usaron por primera vez para reclamar por la aparición con vida de sus hijos y nietos secuestrados por la dictadura, el pañuelo se convirtió en símbolo de lucha y resistencia. Por eso la Campaña por el Derecho al Aborto lo eligió también como distintivo aunque de color verde. Verde esperanza y con la consigna “Educación sexual para decir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. El proyecto que plantea la Interrupción Voluntaria del Embarazo ya había sido presentado en el congreso seis veces, aunque nunca fue tratado.

La repercusión de las masivas movilizaciones para conseguir la media sanción en Diputados avivó la llama en todo el continente. Salvo por las contadas excepciones de los países que cuentan con aborto legal (Uruguay, la Ciudad de México y Cuba), el resto de las naciones penaliza la interrupción del embarazo –en diferentes medidas- y criminaliza a las mujeres y médicos que lo practican.

La lucha por el aborto legal cruzó las fronteras y lo hizo también de la mano del pañuelo como símbolo. Cada país lo adaptó según las consignas y tradiciones locales.

CHILE: El pañuelo es rojo intenso mezcla de morado, que representa la lucha feminista, y el rojo por las muertes del aborto clandestino. «Ni presa por abortar, ni muerta por intentar», dice.

MÉXICO: Tiene una flor originaria de México y es de color blanco. «Evitando la clandestinidad luchamos por el aborto legal», piden la mexicanas para que el aborto legal se extienda a todo el país.

COLOMBIA: «La maternidad será deseada o no será», dice el pañuelo amarillo ilustrado con el puño en alto, símbolo de lucha.

PERÚ: El pañuelo es color rosa claro. «Libre opción, sí a la legalización», es la leyenda adoptada.

¡Nos encanta!