Cuáles son los países de América Latina que ya cerraron acuerdos con Pfizer y BioNTech y autorizaron la vacuna

El mismo día dos países de América Latina dictaron sus respectivas habilitaciones para la vacuna que desarrolla en conjunto el laboratorio estadounidense y el alemán contra la covid-19. En el caso de Ecuador, la vacuna fue aprobada para su aplicación para los mayores de 18 años. Chile, por su lado, la autorizó en principio para la población mayor de 16 años. Así, se convirtieron en los dos únicos países de Sudamérica en admitirla hasta el momento y se sumaron a los avales de los últimos días emitidos por México, Costa Rica y Panamá. 

Ante las imágenes que llegan de las primeras aplicaciones en el norte del continente, la región acelera los acuerdos con las farmacéuticas y confía en los organismos multilaterales para asegurarse un acceso rápido posible a la vacuna. En ese sentido, la OPS, la oficina regional de la OMS, afirmó este miércoles que dialoga con Moderna y Pfizer para garantizar el acceso universal a la vacuna en todo el continente. 

Además, al menos 27 países americanos firmaron acuerdos con COVAX -la plataforma mundial de investigación de vacunas- para adquirir dosis de las farmacéuticas, mientras que otros nueve la recibirán como donación por sus condiciones financieras aunque todavía no se sabe cuándo.

Estos acuerdos representan un logro importante si se tiene en cuenta que casi un cuarto de la población mundial no tendrá acceso a la vacuna al menos hasta 2022, según un estudio publicado esta semana en The BMJ.

Chile, el primero de Sudamérica

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, informó que las fechas de inicio de vacunación todavía no están confirmadas y que será el Ministerio de Salud el que determinará “oportunamente las fechas y lugares de vacunación para los distintos grupos de la población”.

Durante este mes de diciembre aterrizará en Chile el avión con las primeras 20.000 dosis de vacunas, lo que nos permitirá empezar a vacunar de inmediato a todas las personas que trabajan en las Unidades de Cuidados Intensivos”, agregó el mandatario.

El gobierno anunció que se vacunará en primer lugar a la población más vulnerable al virus, estimada en cinco millones de chilenos, lo que equivale a un 26% de sus ciudadanos. Ese primer grupo incluye a los trabajadores de la salud, los mayores de 65 años, enfermos crónicos y personas que viven en centros cerrados. 

Ecuador también la habilitó

En tanto que Ecuador aprobó su uso para toda la población y espera administrar 50.000 dosis en enero próximo, según el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos. “La distribución se tiene que hacer en primer lugar a hospitales centinela (…), hospitales que están este momento sirviendo para tratar pacientes con covid-19”, expresó Zevallos.

Las primeras dosis que lleguen al país también estarán destinadas a los pacientes de centros geriátricos y al personal que trabaja allí.

La siguiente fase del plan de vacunación, prevista para marzo, implica la inmunización masiva de trabajadores de la salud, fuerza pública, bomberos, recolectores de desechos y grupos vulnerables.

Más adelante se vacunará a la población en general. Ecuador planea inmunizar a aproximadamente el 60% de sus habitantes para contener la propagación del virus.

Según el ministerio de Salud, las personas de 18 años en adelante recibirán la vacuna, excepto embarazadas, personas inmunodeprimidas o que reciban tratamiento contra el cáncer y contagiados con covid-19. Tampoco serán inmunizados quienes tengan reacciones alérgicas severas a medicamentos o vacunas.