Los números del horror de la violencia machista en América Latina

Después de África, Latinoamérica es la segunda región más letal para las mujeres en todo el mundo. De acuerdo a los números de la Cepal, una mujer es asesinada cada dos horas por el hecho de ser mujer. Además, de los 25 países con el mayor número de actos extremos de violencia contra las mujeres, 14 están en América Latina, según detalló un informe del de la ONU.

La Cepal informó que en 2018, al menos 3.529 mujeres fueron asesinadas por su género. México y Brasil son los países que registran más casos de femicidio al año en la región, mientras que la tasa más alta por cada 100.000 habitantes la tiene el denominado Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala), además de Bolivia.

La investigación de la ONU clarifica aún más cuál es la realidad que se vive en la región, donde el hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres de América Latina. Al menos 137 mujeres son asesinadas cada día en el mundo por un miembro de su familia y dos de cada tres asesinatos de mujeres son cometidos por las parejas o familiares.

“Aunque la imagen común de la violencia sexual es un ataque violento de un extraño, la mayoría de los casos de violencia sexual son en realidad perpetrados por individuos conocidos por la víctima, incluyendo parejas íntimas, familiares varones, conocidos e individuos en puestos de autoridad”, puntualiza el informe.

El estudio de la ONU compara también las tasas de asesinatos intrafamiliares en Europa y América Latina, para concluir en que en la región la disparidad de los homicidios registrados entre los hombres y las mujeres “fue aún mayor”. “La tasa de homicidios fue cinco veces mayor que la tasa masculina”, indicó la organización.

Para peor, estas cifras no son concretas porque en algunos países no existe la tipificación de delito por femicidio ni tampoco registros nacionales, por lo que los organismos sólo recopilan cifras sobre muertes de mujeres a manos de familiares, parejas o exparejas.